Acto previo al 28F

Díaz: "Andalucía necesita que España tenga un gobierno con Sánchez al frente"

La presidenta de la Junta ha considerado "perfectamente compatible" la defensa de la igualdad con las singularidades autonómicas

28.02.2016 | 02:22

­La secretaria general del PSOE andaluz y presidenta de la Junta, Susana Díaz, dijo ayer en un acto previo al Día de Andalucía que esta comunidad «necesita cuando antes» que España tenga «un gobierno sólido, firme y sensible» con Pedro Sánchez al frente para que «ponga rumbo a este país». «Andalucía necesita cuanto antes que España tenga un gobierno sensible con quien lo ha pasado mal, que devuelva derechos a las personas; un gobierno sólido que diga no a quienes quieren atropellar para irse o quieren dejar como papel mojado la Constitución», enfatizó.

Así se manifestó la dirigente socialista en el acto central de la campaña por el 28 de febrero, que tuvo lugar en el Casino de la Exposición en Sevilla, donde se ubicó el centro de seguimiento de datos que iban llegando desde las ocho provincias andaluzas en el referéndum por la autonomía plena en 1980. Díaz estuvo acompañada por los expresidentes de la Junta Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla; la presidenta del PSOE, Micaela Navarro; la mayoría de los consejero del Ejecutivo andaluz, los alcaldes de Sevilla, Juan Espadas, y Córdoba, Isabel Ambrosio, y los presidentes de las diputaciones de Córdoba, Huelva, Jaén, Cádiz y Sevilla, entre otros.

«No podemos seguir atrapados entre los intereses de unos y de otros, entre trileros, entre los que quieren construir una España a dos velocidades y los que han llegado a la política desde el odio y el rencor», expresó Díaz en referencia al PP y a Podemos.

La secretaria general de los socialistas andaluces apostó por un proyecto común que ponga a las personas en el centro de la política y que aprenda de Andalucía en la lucha por la igualdad.

Díaz indicó que los andaluces «no estamos dispuestos a que nos lleven a dos velocidades», y advirtió de que cuando se ha dividido a los españoles entre ciudadanos de primera y de segunda «los andaluces hemos quedado en el lado de los que eran de segunda». Para ello, expresó que Andalucía «necesita cuanto antes que España tenga un gobierno sensible con quien lo pasa mal, que devuelva derechos a las personas», al tiempo que abogó por un gobierno sólido frente a quienes quieren «atropellar al país o dejar en papel mojado la Constitución».

La presidenta reivindicó la historia del PSOE-A desde 1980, 36 años luchando por que «nadie fuera más que nosotros y no fuéramos menos que nadie». En este punto, recordó a los que le precedieron al frente de la Junta, Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Criticó, por otra parte, a aquellos que «quieren tapar la historia de Andalucía», para lo que «no hay bandera por grande que la cojan», aludiendo al acto del PP-A de ayer en el que desplegaron una bandera de Andalucía de 600 metros.

«Hay otros que han llegado a la política con rencor y odio a las instituciones y partidos, por no haber sido protagonistas de la lucha por la igualdad y libertad en Andalucía», añadió Susana Díaz, que expresó que quien llega al PSOE-A «lo hace por amor a una tierra, a unos valores e ideales de justicia, solidaridad e igualdad». «No hay nada más bello que llegar a la política para procurar que todo vaya mejor», aseguró.

Unidos por una España mejor

Díaz, que enumeró los avances en la comunidad en este tiempo en materia educativa, social, sanitaria o en el campo de la investigación, llamó a demostrar en estos momentos difíciles el espíritu del 28F frente a la desigualdad, convencida de que es «compatible» la igualdad entre todos los ciudadanos de este país, valorando las singularidades de todas las comunidades autónomas. «En este siglo toca que extremeños, vascos y andaluces trabajemos de la mano por una España mejor para todos, y con franceses, alemanes e italianos por los grandes problemas y retos en el mundo», señaló.

Durante su intervención, Rodríguez de la Borbolla subrayó que el 28 de febrero de 1980 fue «el único día de la historia de España en el que un único pueblo consiguió la única victoria contra los poderes centrales de España», remarcando que fue «en el marco de la Constitución y de la legalidad». Respecto al debate territorial, indicó que no queremos el «café para todos porque no da de comer». «Hace falta huevos fritos con patatas y embutidos para todos», concluyó.

El primer presidente de la Junta, Rafael Escuredo, recordó las lágrimas de aquel 28-F en el Casino de la Exposición y los fallos del referéndum, así como que algunos en el PSOE «no querían la autonomía plena». «Hoy Andalucía es una sociedad moderna, con mejor formación educativa y la mejor generación de jóvenes», resaltó, al tiempo que invitó a los socialistas a seguir «alimentando el sueño y no caer en la complacencia», porque «mañana viviremos mejor».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine