Política

Francisco Cuenca, nuevo alcalde de Granada

Ha recibido los apoyos de su grupo, de Ciudadanos, Vamos Granada e IU y pone fin a 13 años de gobierno continuado del PP en la ciudad de la Alhambra

09.05.2016 | 08:38
Cuenca, con el bastón de mando de la ciudad de Granada.

El socialista Francisco Cuenca se ha convertido este jueves en nuevo alcalde de Granada tras casi 13 años de gobierno 'popular' y después de que presentara su dimisión José Torres Hurtado, que fue detenido en el marco de la 'Operación Nazarí' por su presunta implicación en una supuesta trama corrupta en la ciudad.

En el pleno de elección celebrado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Granada, y como se venía anunciando en las últimas semanas, Cuenca ha contado, además de con los votos de los ocho miembros de su grupo municipal, con el respaldo de los cuatro ediles de Ciudadanos, los tres de Vamos Granada y del de IU. No ha prosperado, pese a todos los intentos del PP, la propuesta de la hasta ahora concejal de Turismo y Participación, Rocío Díaz, para la que no ha sido suficiente el voto de los once concejales 'populares'.

La elección de Cuenca se ha producido tras el escrutinio de votos que la corporación ha depositado en la Jarra de los Caballeros XXIV, símbolo de la constitución del primero Concejo de la ciudad de Granada, y después de la constitución de la Mesa de Edad, presidida por el corporativo con más años, el concejal de Vamos Granada Luis de Haro-Rossi y el de menos, el 'popular' Rafael Caracuel.

Cuenca (Granada, 1969) es portavoz del grupo municipal socialista desde 2011. Es diplomado en Educación Física por la UGR, funcionario de la Junta de Andalucía en excedencia, y máster en Alta Dirección de Entidades Sociales. Ha sido coordinador de la Delegación de la Junta de Andalucía y delegado de Obras Públicas e Innovación en Granada, y es padre de dos hijos.

En su discurso tras ser elegido como nuevo regidor, Cuenca ha marcado sus prioridades para este mandato, que pasan por "abrir las ventanas" y ha considerado "fundamental" practicar una auditoría para "determinar el alcance que aqueja" a la institución.

Se ha comprometido a ser "honesto" y a que prime la igualdad "por encima de todo" y ha señalado que sus acciones políticas pasarán por recuperar pasajeros en el aeropuerto de Granada, o pelear por la conexión ferroviaria de la ciudad, y reivindicar el soterramiento del AVE --y ha reiterado su apoyo a la Marea Amarilla y al movimiento vecinal que lo reclama--. De hecho, ha dicho que se pondrá de "manera inmediata" en contacto con el Ministerio de Fomento. "No dejaremos de molestar hasta que nos coja el teléfono, nos reciba en su despacho o atienda al alcalde de Granada como Granada merece", ha indicado.

Ha apostado además por el empleo, el Pacto por la Vega, el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud (PTS) o el Parque de las Ciencias, la cultura y el patrimonio y "pelear" por obtener la Capitalidad Cultural Europea para el año 2031. Así, ha abogado por impulsar la música rock en directo y la creación independiente; la Orquesta Ciudad de Granada; la apertura de museos como el Arqueológico; o la literatura y el talento de sus poetas. Además considera "perentorio" dar respuesta a los problemas de movilidad de la ciudad o "tejer alianzas que permitan construir una relación inquebrantable entre el Ayuntamiento y la Universidad, como foco de conocimiento y espacio natural de desarrollo de Granada".

Ha mostrado también su preocupación por el área de Bienestar Social, muy "debilitada por los recortes de todos estos años"; o el área de Contratación, donde cientos de trabajadores y trabajadoras "denuncian constantes incumplimientos"; "nos preocupa la situación de los funcionarios y funcionarias de esta casa, de los que espero colaboración y a los que ofrezco compromiso y lealtad", ha asegurado.

Ha agradecido a los grupos políticos de IU, Vamos Granada y Ciudadanos su apoyo en el pleno de este jueves porque "han entendido que el que "el cambio en el gobierno en Granada era una cuestión de emergencia social al verse manchada por la corrupción".

"Han sabido apreciar que lo prioritario era asegurar la continuidad de esta institución democrática, la más cercana a la ciudadanía, con la finalidad de fortalecer de la democracia más allá de las aspiraciones ideológicas y de transformación social al que cada cual aspire", ha afirmado Cuenca, que además ha agradecido a su partido, el PSOE, la confianza otorgada no sólo estos años, "sino también y muy especialmente estas semanas tan difíciles", y ha alabado el trabajo "riguroso y responsable" de su grupo municipal.

"Granada vive una situación de emergencia política y social, y la prioridad es abrir las ventanas, no contra ningún adversario político, sino a favor de la institución; no para desprestigiar a personas concretas sino para normalizar la vida municipal; y, sobre todo, para salir de la situación de parálisis municipal que los presuntos casos de corrupción que se ciernen sobre este Consistorio han ocasionado", ha mantenido el nuevo alcalde, para quien "los problemas de toda la ciudad no pueden esperar a que finalice el procedimiento judicial que ha situado a Granada en el mapa de la corrupción y que ha provocado en todos y todas un enorme sentimiento de vergüenza al ver el nombre de nuestra ciudad, en todos los medios nacionales e internacionales, unido a la palabra corrupción, y "está en juego" la imagen de Granada.

Asimismo, ha admitido que su proyecto no podrá ser emprendido en solitario, con sus ocho concejales, por lo que pedirá la "complicidad" del resto de grupos políticos, "básicos para alcanzar el buen puerto que Granada merece". "Deseo contar con el compromiso leal de todos los grupos políticos de este Ayuntamiento, entre los que incluyo al PP, quien tiene la misma cuota de responsabilidad en la gobernabilidad de la ciudad a partir de hoy, que el resto de los partidos", ha indicado.

Su intención "clara" es la de "expulsar cualquier atisbo de corrupción, cualquier atisbo de arbitrariedad o mala práctica" del Ayuntamiento, reto en el que, según ha dicho, "no sobra absolutamente nadie". Por ello, ha afirmado que sus puertas "estarán cerradas" para quienes "busquen atajos a la legalidad". "La transparencia y la pulcritud son condiciones irrenunciables para este alcalde", ha sostenido.

El objetivo es "el interés general de una ciudad que merece el trabajo leal, honesto y transparente de todos y todas los que tenemos el enorme privilegio de ser sus representantes institucionales", ha mantenido el nuevo alcalde, que por ello ha pedido el "compromiso" de todos los grupos. "Vamos a juntarnos y construir esta ciudad entre todos y todas para que todos y todas nos podamos sentir tremendamente orgullosos de legar a las generaciones futuras una ciudad verdaderamente mejor", ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine