Política

La oposición suspende el primer año de gobierno del alcalde de Cádiz

'Kichi' asegura que nunca dijo que tuviera "una varita mágica" y que es "prácticamente imposible" cambiar una maquinaria que se encontró "desbocada" y rumbo "al abismo" tras veinte años de gobierno del PP

01.07.2016 | 18:50
Imagen de archivo del alcalde gaditano.

PP, PSOE y Ciudadanos aseguraron que no tienen nada bueno que decir del primer año de gobierno del alcalde de Cádiz, José María González Santos, "Kichi", en un pleno extraordinario sobre el estado de la ciudad en el que subrayaron que no ven el cambio que prometió.

El primer debate sobre el estado de la ciudad al que se enfrenta "Kichi" y su equipo, formado por Por Cádiz Sí se Puede (Podemos) y Ganar Cádiz, ha servido para constatar que este gobierno sigue tan en minoría como llegó al poder el 13 de junio de 2015 con el apoyo del PSOE a la investidura de González Santos.

De hecho, en otro pleno celebrado a continuación el equipo de gobierno no pudo aprobar, por segunda vez, sus presupuestos municipales, ya que la oposición apoyó las alegaciones a las cuentas municipales que presentaron Ciudadanos y el PP.

Ahora se abre la posibilidad de que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cádiz apruebe de forma definitiva los presupuestos municipales en Junta de Gobierno Local sin contar con la oposición, algo que sólo puede llevarse a cabo hasta que sea publicada una sentencia del Tribunal Constitucional que anula esta posibilidad.

El concejal de Economía, Hacienda y Deuda, David Navarro, que señaló que PP, PSOE y Ciudadanos actúan como una "gran coalición", instó a estos partidos a presentar una alternativa de gobierno si no abandonan su actitud de "bloqueo".

Eso fue después de que en el pleno sobre el estado de la ciudad el alcalde insistiera en pedir la colaboración del PSOE y le recriminara que incluso haya puesto en duda su principal logro en este tiempo, reducir la deuda municipal que encontró en el Ayuntamiento en más de 27 millones de euros.

"Si siguen instalados en la dinámica del barro, terminarán por abrirles las puertas al PP", advirtió "Kichi" tras recalcar que nunca dijo que tuviera "una varita mágica" y que es "prácticamente imposible" cambiar una maquinaria que se encontró "desbocada" y rumbo "al abismo" tras veinte años de gobierno de la popular Teófila Martínez.

En su análisis del primer año de gobierno, el único reconocimiento al nuevo equipo llegó de la mano del concejal de Ciudadanos Pérez Dorao Juan Manuel Pérez Dorao: "La buena intención se la reconocemos, pero lo que la ciudad espera son resultados", apuntó tras acusarle de "falta de capacidad de dirección, de decisión y de gestión".

El portavoz socialista, Fran González, fue tajante al afirmar que este gobierno municipal está "perdiendo la oportunidad brindada" y ha generado la "frustración en los ciudadanos que siguen viendo que nada cambia".

Más crítico aún fue el portavoz del PP, Ignacio Romaní, que echó mano de la ironía para preguntar: "¿Han hecho ustedes algo, han gestionado algo que yo pueda criticar?".

El pleno se vio interrumpido en numerosas ocasiones por vecinos que reclamaban ayudas sociales o colectivos de trabajadores de contratas municipales que tuvieron que ser llamados al orden en varias ocasiones por el alcalde.

La tensión llegó a su extremo al final de la sesión, cuando el PSOE denunció a la Policía Nacional los "insultos" y "amenazas" que su portavoz recibió tras rechazar en pleno los presupuestos, cuando un asistente entre el público le dijo que "a partir de hoy iba a necesitar escolta para ir por la calle".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine