Turismo

La Cueva de Nerja busca turistas en los circuitos de los cruceros

El desplome en el número de visitantes intenta ser compensado con alternativas entre los cruceristas de Málaga

 05:00  
Un grupo de turistas espera para entrar en la Cueva de Nerja.
Un grupo de turistas espera para entrar en la Cueva de Nerja.  F.E.

Fran Extremera La Fundación Cueva de Nerja sigue a la caza de alternativas que le permitan remontar el vuelo y recuperar la cifra de 500.000 visitantes que llegó a alcanzar hace menos de una década en su principal monumento. Ni siquiera la apertura en 2011 del Museo de Nerja, donde apenas se supera de promedio el millar de turistas, ha generado tendencias para ser optimista al respecto.

De ahí la importancia de la participación de este organismo turístico en la Mesa de Cruceros de la Costa del Sol, donde se persigue la incorporación del término nerjeño en los principales circuitos para los cruceristas.

El gerente de la Cueva de Nerja, Ángel Ruiz, ha apuntado que en el Plan de Acción 2013 se va a ver reflejado el trabajo que durante el último año ha desarrollado su equipo, conjuntamente con administraciones, agencias turísticas y las navieras que forman la propia Mesa de Cruceros malagueña. «Sin duda vamos a incrementar las visitas durante el próximo año, no sólo a la Cueva, sino a Nerja y al Museo, que tiene un gran interés para los turistas».

No obstante, Ruiz reconoce que el trabajo dentro de esta línea de actuación «es lento y complejo. No es fácil llegar al crucerista, porque los propios agentes de ventas de excursiones de los barcos desconocen el destino. Estamos trabajando para realizar visitas profesionales del personal de las navieras, así como de directivos de zona».

Y es que frente a lo que se pueda pensar, en la provincia o más concretamente en la comarca de la Axarquía, «la Cueva y Nerja son en este momento grandes desconocidas para este sector», tal y como asegura el gerente. «Pero ya llevamos un año trabajando por este objetivo y comenzamos a ver los primeros resultados», agrega.

Una de las dificultades que juegan en contra de la Cueva y de Nerja es la duración de las estancias de los cruceristas. Ángel Ruiz recuerda que el promedio de las visitas se limita a «un periodo de tiempo de tres a cinco horas». Rara vez se prolongan hasta las ocho horas y prácticamente son «inexistentes» las pernoctaciones en la Costa del Sol, de ahí que el tiempo de traslado supone un «inconveniente», sobre todo para combinar la excursión a la Cueva con una visita a Nerja, su Museo y el centro histórico.

Paradójicamente, frente a esta realidad, la excursión que más se demanda es a la Alhambra de Granada, el monumento más visitado de toda España, y que sin embargo tiene un trayecto más largo desde la capital: «El reto es que Nerja llegue a competir a medio plazo».

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine