Agricultura

La ola de calor provoca daños superiores al 50% en el viñedo de la Axarquía

Las altas temperaturas de las últimas semanas han provocado la deshidratación del racimo

16.07.2015 | 18:56

Técnicos de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Málaga (UPA) han realizado esta semana inspecciones en la zona de la Axarquía, concluyendo que las altas temperaturas por la ola de calor han provocado daños superiores al 50 por ciento en el viñedo.

     Desde UPA han recordado que la zona inspeccionada presenta pendientes medias superiores al 45 por ciento, escaso suelo, y por tanto escaso poder de retención de agua, y plantas de viñedo muy viejas, en muchos de los casos acercándose a los 100 años.

     Estos factores provocan que cualquier alteración en las condiciones climáticas de la zona afecten de manera significativa al cultivo, han asegurado, a través de un comunicado, desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos.

     Así, tras una primera valoración, los daños se estiman en un 50 por ciento de la cosecha de uvas, bien destinadas a consumo en fresco, destinadas a vino, o dedicadas a pasas, ya que estas altas temperaturas, sobre todo las sufridas el 7 de julio, han provocado la deshidratación del racimo, produciéndose una pasificación, que terminará con la pudrición del mismo.

     Este fenómeno de calor no es nuevo en la zona --según UPA--, donde se conoce como "agraces" entre los agricultores, y viene provocado por los efectos de las altas temperaturas, que hace que la uva se deshidrate, y como consecuencia de ello se pasifique rápidamente sin madurar, perdiendo todo su valor comercial.

     Además de la pérdida de cosecha, las plantas están en una situación de estrés hídrico muy grave, con una pérdida importante de hoja, han advertido.

     En la zona de la Axarquía, se dedican al cultivo del viñedo unas 1.900 hectáreas, con una producción media de 4.750 toneladas métricas de uvas, destinadas a consumo en fresco un cinco por ciento, a vino un 40 por ciento y a pasas el 55 por ciento, aunque estos

    valores pueden variar dependiendo de la calidad y cantidad de la cosecha, que hace que pueda destinarse a una u otra aptitud, dependiendo de la demanda y los precios.

     Ante esta situación UPA Málaga solicita como medida urgente a tomar por la Administración autonómica que este año todos aquellos agricultores que tienen solicitadas ayudas agroambientales no tengan que dejar sin vendimiar el 10 por ciento del terreno, que según los compromisos agroambientales hay que dejar para alimentación de pájaros y resto de fauna.

     "Ya que entendemos desde UPA que la viabilidad de las explotaciones está por encima de cualquier otra circunstancia, y que con estas pérdidas va a ser muy difícil concienciar al agricultor que deje sin vendimiar un 10 por ciento de su parcela", ha explicado.

     Por otro lado se ha solicitado una reunión urgente con la Administración, con objeto de tomar medidas que puedan paliar de una u otra forma esta "circunstancia excepcional".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine