"No dejé de tomarle las pulsaciones"

25.07.2015 | 05:00

Antonio Osores era ayer un hombre tremendamente feliz. Le había salvado de manera heroica la vida a uno de los miles de bañistas que a diario toman las playas de Torre del Mar y su entorno. «Lo que me encontré pondría nervioso a cualquiera, porque se trataba de un hombre mayor que estaba ya sin fuerzas. Pero el agua estaba muy tranquila y logré sacarlo hasta la orilla».

El operario, con la ayuda de otros compañeros, cuenta que empezó a realizar las labores de reanimación. «No dejé de tomarle las pulsaciones. Lo pusimos de lado para que expulsara el agua y se fuese poniendo bien, hasta hablar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine