Agricultura

Los subtropicales se labran su camino hacia el liderazgo pese a los robos y las largas sequías

Los portavoces del sector agrícola malagueño reconocen que la proliferación de fincas de aguacates y mangos en la Axarquía aportará un poderoso pilar económico a la provincia

19.10.2015 | 05:00
Una explotación de aguacates en la zona más oriental de la comarca malagueña de la Axarquía.

Una tonelada de mangos, a punto de ser robada

  • El Cuerpo Nacional de Policía realiza una temporada más los periódicos controles aéreos nocturnos, desde un helicóptero, para evitar el robo de mangos. Sin embargo, ni siquiera este servicio, complementario al que desarrollan los agentes de la Policía Local de Vélez Málaga y efectivos de la Guardia Civil, impide que se repitan los asaltos a las fincas en plena campaña de recolección. Ocurrió hace ahora un mes: agentes policiales localizaron a las cuatro de la madrugada a un individuo que se disponía a transportar casi una tonelada de mangos desde la finca La Pola. Aunque el hombre logró huir, después de detectar la presencia policial, en el lugar de los hechos fueron localizadas 40 cajas, así como diversos enseres personales que pueden ser determinantes para identificar al presunto ladrón. Las autoridades locales, a través del alcalde veleño, Antonio Moreno Ferrer, han felicitado a los policías por actuaciones como la que también tuvo lugar hace pocos días, esta vez en Almayate.

Exigen a las administraciones mejoras en las redes hídricas para garantizar el futuro de las explotaciones.

­El liderazgo económico que en el sector agrícola han labrado los productores de árboles subtropicales en la comarca de la Axarquía no se consigue de un día para otro. Sin embargo, que esta parte de la Costa del Sol empiece a sonar con fuerza en los mercados mundiales por la sobresaliente calidad de sus aguacates y mangos sí que habla mucho y bien del «milagro que en plena crisis» ha aliviado los bolsillos de miles de familias del litoral malagueño más oriental.

Los datos oficiales que se registraron el pasado año, los que hoy martes conocerá en primera persona la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, al visitar las renovadas instalaciones de la cooperativa veleña Trops, son de récord. Pero los agricultores no bajan la guardia: los reiterados robos y los largos periodos de sequía pueden cambiar en un futuro las excelentes previsiones de crecimiento.

La reseñada cooperativa, de la que forman parte más de 2.000 pequeños productores –muchos de ellos poseen pequeños minifundios que sus antepasados emplearon para variedades de secano–, facturó el pasado año 40 millones de euros, pero es que en 2013 ya batió esa barrera. Sólo de aguacates procesó 12 millones de kilos, que en su mayoría se comercializaron fuera de España.

De hecho, el aguacate ya rozó el pasado año, en cuanto a exportaciones, la cifra de kilogramos de aceite que la provincia de Málaga vende fuera del país. O lo que es lo mismo, el líder histórico podría ser desbancado en breve: aspecto que hasta hace pocos años era absolutamente impensable. A los números de Trops, para ese cómputo, global, hay que añadirle los de las restantes empresas comercializadoras del entorno de Vélez Málaga. El aguacate, rey de los subtropicales en la Axarquía, facturó en la campaña que quedó cerrada en las primeras semanas de la pasada primavera unos 60 millones de euros, con unos 40 millones de kilos recolectados.

Principales amenazas. Para entender cómo la costa malagueña más oriental se ha situado en los principales mercados europeos como líder absoluta en estas variedades hay que tener en cuenta que no existe ningún otro rincón del continente que tenga la posibilidad de producirlas. De hecho, las comercializadoras locales tienen que adquirir en América estos productos en determinadas épocas del año. Pero también es de justicia reconocer que el agricultor de esta parte de la provincia ha logrado una importante especialización durante décadas, con el cultivo de otras variedades hortofrutícolas, en muchas ocasiones bajo plástico, en invernadero. Así resulta menos «milagroso este fenómeno», como expresan los portavoces sindicales.

En calidad de gerente de Trops, Enrique Colilles expresa que dos de las grandes amenazas para el sector del subtropical son actualmente los robos, aunque con la grave oleada de 2013 la Policía Nacional coopera en la lucha contra los mismos incluso con los vuelos nocturnos en helicóptero, y la sequía. En este sentido, se exige a las administraciones, en plena campaña del mango y con unas perspectivas de producción que reducen lo esperado en un 50%, que se plantee la posibilidad de crear canalizaciones que permitan excepcionalmente trasvasar agua de la capital al embalse de la Viñuela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine