Medio Ambiente

La Diputación insta a llevar a la Axarquía los excedentes de agua de la Costa occidental

Reclama que se conecten las cuencas de ambas zonas para que los regantes tengan mayores recursos

05.11.2015 | 05:00
Jiménez, Bendodo, Fiscal y González de Lara, ayer en el foro.

Expertos reclaman potenciar el uso de las aguas subterráneas

  • Expertos reunidos en el IX Simposio del Agua en Andalucía (Siaga) celebrado en Málaga reivindicaron la importancia de las aguas subterráneas y su posible contribución al desarrollo económico, y exigieron a las administraciones «mayores esfuerzos» para avanzar en su conocimiento. El catedrático de Hidrogeología y director del Centro de Hidrogeología de la UMA, Bartolomé Andreu, dijo que en Andalucía hay «una fuerte dependencia» de estas aguas para abastecimiento urbano y regadíos. En España, un millar de municipios beben aguas subterráneas y anualmente se usan para abastecimiento o agricultura unos 3.800 hectómetros cúbicos. Otra parte contribuye al medio ambiente y a mantener la calidad en los ecosistemas asociados.

El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, instó ayer a las administraciones a trabajar en la idea de conectar las cuencas de la Costa del Sol Occidental y de la Axarquía, dando respuesta así a las necesidades de agua de los agricultores de esta última comarca. Así lo expuso ayer durante el IX Simposio del Agua en Andalucía (Siaga), en el que incidió en que «una mayor capacidad de almacenar agua supondría una mayor capacidad de riego al sector agroalimentario de la Axarquía, que debe generar empleo y riqueza».

Precisamente, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, que asistió también a este simposio, subrayó su propuesta de «mano tendida» para solucionar el problema de los regantes, porque «la agricultura es un pilar económico de Andalucía al que hay que cuidar y dar todas las facilidades». «No es una cuestión fácil, pero estamos empeñados en solventarla», apostilló.

El responsable de la Diputación de Málaga, por su parte, destacó que «el sector agroalimentario puede crecer y multiplicar su producción y, en consecuencia, sus exportaciones, pero para eso necesita más agua». Al respecto, dijo que «en la costa occidental se encuentra la Sierra de Grazalema, que es el punto pluviométrico más activo de España; sin embargo, la comarca tiene poca capacidad para embalsar agua; mientras que en la oriental llueve menos y sí hay mucha capacidad de embalse».

Una actuación que deberían abordar el Gobierno central y la Junta de Andalucía, señaló Bendodo, que no obstante mostró la disposición de la Diputación de Málaga a colaborar, así como de las mancomunidades de ambas comarcas.

«Esfuerzo compartido». Por su parte, el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, afirmó que, ante el problema de los regantes axárquicos, «el Gobierno andaluz está haciendo un esfuerzo tremendo, que tiene que ser compartido». «Hay una casuística muy general porque hay obras que dependen del Estado, de la Junta y de los propios regantes», especificó. No obstante, Fiscal insistió en que tiene la «mano tendida porque la agricultura es un pilar económico de Andalucía al que hay que cuidar y dar todas las facilidades que estén en nuestra mano».

«Trabajamos diariamente para encauzar estos asuntos y hay veces que se obtienen resultados más pronto que en otros, pero garantizamos que es una de nuestras prioridades», concluyó el titular andaluz de Medio Ambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine