Patrimonio

Un museo bajo el mar para bucear en Nerja

El actor nerjeño Miguel Joven y el director del Centro de Buceo de Nerja, Bernabé Toledo, presentan ante el Ayuntamiento una iniciativa que podría constituirse en el primer espacio museístico subacuático del Mediterráneo más occidental

14.03.2016 | 08:55
Una panorámica general del museo que se contruye en Lanzarote.

La localidad malagueña más oriental estudiará con la Junta la viabilidad de crear un museo submarino similar al que ya se construye en Lanzarote - Canarias invierte más de 500.000 euros en otro con unas 400 esculturas

­Quienes hemos tenido al suerte de adentrarnos bajo las aguas del litoral nerjeño, como es el caso del actor Miguel Joven («Tito» en la serie Verano Azul), sabemos de sobra que el municipio malagueño más oriental también esconde bajo el mar tesoros tan preciados como la Cueva o el Balcón de Europa. Son las escasas praderas de posidonia que quedan, no más de un campo de fútbol de superficie, un aliciente añadido para visitar la localidad. Pero muy pronto se le podría incorporar un reclamo de primer orden: el primer museo submarino del Mediterráneo más occidental.

«Si dependiese únicamente del Ayuntamiento de Nerja, mañana mismo podría ponerse en marcha este extraordinario proyecto», relata entusiasmado con la idea el concejal nerjeño de Medio Ambiente, Jorge Bravo (IU). Lo que en un primer lugar toca es «trasladarle la iniciativa a la Junta de Andalucía». No obstante, la misma ya se ha presentado en sociedad, después de que tanto Bravo como la alcaldesa, la socialista Rosa Arrabal, recibieran detalles del mismo por parte de Miguel Joven y del director del Centro de Buceo de Nerja, Bernabé Toledo.

Este museo tiene antecedentes en otros rincones del planeta. En España, la primera iniciativa similar se empezó a construir el mes pasado en Lanzarote. El Gobierno canario tiene previsto invertir cerca de un millón de euros, aunque en la primera fase ya ha puesto sobre la mesa 500.000 euros. El joven artista británico Jason deCaires Taylor empezó en los últimos días de enero a sumergir algunas de las 400 esculturas que conformarán un itinerario único bajo el mar.

El propio escultor relata que las ha construido en cemento de máxima calidad, «ideal para que se conviertan en arrecifes submarinos y ayuden a regenerar la flora y la fauna bajo las aguas». En este sentido, Miguel Joven expresa a este periódico que es uno de los aspectos que más ha llamado la atención de los responsables municipales nerjeños.

«Es importante que los colectivos más respetuosos con los ecosistemas sepan que este museo ayudará a divulgar el enorme patrimonio de nuestras costas, así como a mejorar sus condiciones actuales. Lamentablemente cada vez hay menos posidonias. Y no sólo tienen la culpa de esta situación los arrastreros, a los que en muchas ocasiones se les acusa del estado de los fondos. No es menos cierto que el estado de abandono de los cauces de los ríos perjudica a las praderas y las reduce. Pero también esos pescadores furtivos que han acabado con el caballito de mar o el mero», expresa el actor y responsable de organizar visitas guiadas al interior de la Cueva de Nerja.

Museo del Atlántico

Joven indica que muchos de estos «buceadores furtivos» son capaces de atravesar un ejemplar de una especie protegida con su arpón y hacerse un selfie para mostrar tal desastre en los perfiles que tienen en las redes sociales. «Es como si uno se va a la sierra, mata una cabra montés y se pone a enseñarla en las redes. Es equiparable una a otra imagen. Pero tendemos a relativizar aún los delitos ecológicos bajo el mar», agrega.

Para el propio actor nerjeño, las imágenes que existen del futuro Museo del Atlántico de Lanzarote describen a la perfección lo que sería el museo nerjeño. El propio buceador Bernabé Toledo, que ha presentado el proyecto ante el Consistorio nerjeño en compañía de Miguel Joven, viajó recientemente a la costa lanzaroteña de Playa Blanca para conocer detalles de esta iniciativa del Cabildo de la isla canaria. A unos 12 metros de profundidad se localizarán las mencionadas 400 esculturas y ya se barajan varios posibles emplazamientos frente a las costas nerjeñas para repetir la iniciativa.

El edil de Medio Ambiente, Jorge Bravo, insiste en la predisposición absoluta del equipo de gobierno local, «pero ni siquiera vamos a poder decidir dónde se localizará el museo». De momento, lo primero es «recibir los permisos por parte de la Junta, que ya ha instalado otros arrecifes de cemento en aguas del municipio».

En esta ocasión no serían bloques de cemento colocados estratégicamente para torpedear las labores de la pesca furtiva, sino que tomarían formas artísticas esos arrecifes para convertirse en un reclamo turístico de primer orden. El concejal recuerda que el Centro de Buceo de Nerja acumula además muchos años de esfuerzo en tareas de concienciación medioambiental. «Es muy destacable la labor de Bernabé Toledo y de toda su familia en la puesta en marcha de numerosas campañas públicas de limpieza de los fondos marinos, mediante la recogida voluntaria de residuos y el impulso al denominado ecoturismo», manifiesta el concejal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine