Fiestas

El ajoblanco, la sopa fría con más nutrientes

La localidad axárquica de Almáchar volvió a rendir homenaje, como desde hace casi medio siglo, a su delicioso manjar para finales del verano

04.09.2016 | 01:11
El ajoblanco, la sopa fría con más nutrientes

Almendras, miga de pan, agua, aceite de oliva, vinagre, sal al gusto y el toque mágico del ajo, todo ello convertido en una crema fina para servir a baja temperatura, como complemento ideal a la uva moscatel de la Axarquía en plena vendimia - Ahí está la base de una celebración que acumula ya 48 años de historia

­La Fiesta del Ajoblanco cumplió ayer 48 años. Es una de las celebraciones gastronómicas de carácter popular de mayor trayectoria en Andalucía. Todo el pueblo axárquico de Almáchar se vuelca al completo para que unos 10.000 turistas y visitantes puedan degustar más de 2.000 litros de su extraordinario manjar.

El Ayuntamiento, además, organiza un contingente de 100 voluntarios para que todo esté a punto durante tan veterana celebración. Pero qué secreto esconde la deliciosa sopa fría a la que se le rinde homenaje desde hace cerca de medio siglo. Sin lugar a dudas, su enorme concentración en nutrientes, su carácter saludable. Lo remarcó Desirée España, integrante a sus 29 años de la tercera generación al frente del bar Anca Juanito. «Lo hemos rebautizado como Anca Juanito 3G, porque el bar fue fundado por mi abuelo, Francisco España, y ya somos tres generaciones. Es el bar más antiguo de Almáchar y hemos heredado la tradición de mi padre Juan», dice.

Acerca de las propiedades que reúne el ajoblanco, Desirée especifica lo saludables que resultan las almendras y el aceite de oliva «de primera calidad», así como el ajo. «El secreto es también tener mucha paciencia. No es fácil elaborarlo en grandes cantidades», relata. Al preparar el ajoblanco se pueden tomar 200 gramos de almendra, 100 gramos de miga de pan, litro y medio de agua, un vaso de aceite de oliva, dos cucharadas de sal, vinagre al gusto y dos dientes de ajo.

Lo primero será poner el pan en remojo. Cuando haya reposado se mezcla y tritura con las almendras, los ajos pelados, el vinagre y una pizca de sal. Obtenida una pasta blanca, se le añade el aceite poco a poco y se monta como si fuese una mayonesa. Se añade luego el agua, también poco a poco hasta lograr una crema fina.

Finalmente se cuela el ajoblanco y se sirve después bien frío, con uvas o bolitas de melón como acompañantes. El ajo le otorga a la sopa fría propiedades naturales como sus efectos antibióticos o el beneficio que reporta para enfermedades cardiovasculares, reumas, inflamaciones o infecciones.

En cuanto al programa festivo de ayer, el alcalde, José Gámez (IU), fue el encargado de presidir una serie de actos en los que participaron también la coordinadora del Instituto de la Juventud, Silvia Cabrera, y el portavoz de IU en el Parlamento andaluz y a su vez pregonero de esta edición, Antonio Maíllo. Todos ellos participaron activamente en la entrega de los premios Ajoblanco 2016.

Los galardonados fueron esta vez la lugareña María Martín, por su labor al frente de la Asociación de Mujeres La Yedra; el locutor y director de radio Ángel Luis Martínez, por «hacer comarca durante décadas en los micrófonos de Onda Líder o Cope Axarquía; el Málaga CF femenino, «por sus méritos deportivos y servir para que el deporte femenino tenga cada vez más protagonismo en la provincia»; y también la cantante Diana Navarro, «por ser una embajadora excepcional de Andalucía».

Gámez remarcó que este encuentro gastronómico es «una fiesta con seña de identidad del interior, que ha sabido durante medio siglo mantener lo auténtico». Tras las degustaciones, a las diez de la noche, arrancó una verbena y velada flamenca como broche final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine