Turismo

Hoteles rurales con otra filosofía

Turismo. María y Andrés Herrero, nueva generación de una saga familiar dedicada al turismo y la hostelería, acaba de poner en marcha una nueva red de establecimientos hoteleros con encanto

24.10.2016 | 16:23
Una vista panorámica del establecimiento que la nueva cadena B bou Hotels posee a orillas del embalse de la Viñuela, situado en el corazón de la comarca de la Axarquía.

B bou Hotels nace para ofrecer al turista un concepto de hoteles boutique que ya ha logrado el reconocimiento de la Junta de Andalucía - Los alojamientos La Viñuela & Spa y Cortijo Bravo, en la comarca de la Axarquía, junto al Hotel Molino del Arco de Ronda y el Hotel Casa Romana de Sevilla, configuran esta nueva red autonómica

María y Andrés Herrero son dos hermanos con vocación de servicio al turista desde su más tierna infancia. Como integrantes de una nueva generación de hoteleros, su ánimo por abrir horizontes a los establecimientos que ya gestionaba su familia les ha llevado a configurar, en estas mismas semanas, una revolucionaria cadena de hoteles rurales con encanto. O mejor dicho, con la etiqueta «boutique» que ya mantenía el impresionante alojamiento situado a orillas del embalse de la Viñuela, en pleno corazón de la Axarquía.

La Costa del Sol más oriental ha crecido a otro ritmo, más sosegado y con pasos firmes hacia la excelencia. Mucho menos masificada que la franja litoral existente de Manilva a Torremolinos, los axárquicos han sabido fidelizar a sus clientes a través del turismo residencial o de las estancias en hoteles de menor capacidad y un trato mucho más cercano de lo habitual. Así es cómo nace la cadena B bou Hotels recién inaugurada por María Herrero, flamante Premio Andalucía del Turismo, y el propio Andrés. A los establecimientos axárquicos B bou Hotel Cortijo Bravo y B bou Hotel La Viñuela & Spa, le han añadido dos hoteles boutique más, en Ronda (B bou Hotel Molino del Arco) y Sevilla (B bou Hotel Casa Romana).

«Nuestra filosofía es la de compartir una forma diferente de viajar, sentir, disfrutar y vivir, en una apuesta clara por la calidad, el lujo por el detalle, la atención personalizada, la participación en el desarrollo socioeconómico y las prácticas sostenibles», relata María Herrero. En los alojamientos de la Axarquía ya son además bastante conocidas algunas de sus recetas gastronómicas singulares. Así han añadido a la extensa lista de pescados y mariscos frescos, sabores tropicales del mango y el aguacate, tan propios de la comarca oriental, o el chivo de Canillas de Aceituno, que ya se exporta a decenas de países –incluidos los de tradición judía y musulmana–.

También son señas de identidad en B bou Hotels, tal como expresan María y Andrés Herrero, la armonía y la pasión: «Algo que no se conseguiría sin la existencia de espacios únicos con la capacidad de enamorar al cliente. B bou Hotels, de este modo, ha ido creciendo poco a poco desde La Viñuela, como proyecto familiar, para abrirse al mundo y seducir con otras sensaciones».

El nacimiento de B bou Hotels está respaldado, además, por el premio andaluz entregado por la Consejería de Turismo hace apenas unas semanas. María Herrero recibió en la categoría de empresarios un galardón autonómico que no es más que la certificación del buen camino por el que transita esta familia de jóvenes emprendedores malagueños.

Otros premiados fueron en esta ocasión el Caminito del Rey, el director de orquesta Pablo Heras Casado, la ciudad cordobesa de Lucena o la Fundación Vía Verde, según agregaron los propios responsables de B bou Hotels. Herrero indicó que recibía este reconocimiento «como parte de un equipo, con humidad». Pero expresó que el mismo «servirá para poder enseñar la Axarquía, ese otro corazón malagueño. Es una comarca rica y auténtica, donde nos encontramos en una continua búsqueda de la excelencia, la vanguardia y la innovación», argumentó.

Una de las características fundamentales de Cortijo Bravo o del establecimiento situado junto al pantano de la Viñuela es que ambos se hallan a muy pocos kilómetros de las playas de Torre del Mar, uno de los núcleos turísticos más importantes del litoral malagueño más oriental, así como del Parque Natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama. En este espacio protegido se encuentra la mayor cota de toda la provincia de Málaga, La Maroma, con sus más de 2.000 metros de altitud.

Desde el B bou Hotel La Viñuela & Spa es habitual poder ver dicha cima nevada durante los meses invernales: un paisaje único por la cercanía al mar de la que puede presumir esta parte de la provincia.


María Herrero, ejemplo de relevo generacional

María Herrero representa junto a su hermano Andrés un buen ejemplo sobre cómo tomar el relevo generacional a una red de establecimientos, mediante la decidida apuesta por la excelencia. Ella fue galardonada recientemente con el Premio Andalucía del Turismo, por la calidad impuesta a sus hoteles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine