29 de marzo de 2018
29.03.2018
Agricultura

Las restricciones y la falta de inversiones frenan la expansión del aguacate y del mango

Asociaciones y cooperativas que agrupan a la mayor parte de los productores remarcan que un año de cortes de agua ha dificultado la proliferación de nuevas explotaciones de subtropicales en el litoral de la Axarquía

31.03.2018 | 12:15
Una explotación de aguacates situada entre los términos municipales de Vélez Málaga y Torrox.

Culpan a la Junta de la lentitud en las obras pendientes

  • Los regantes y productores de subtropicales de la comarca de la Axarquía han acusado durante el último año a la Junta de Andalucía de «no aplicar la celeridad que merecían» las obras planteadas como de emergencia en municipios como Nerja, donde el río Chíllar está listo para aportar un importante caudal al embalse de la Viñuela.
    El sindicato Asaja recuerda que incluso se plasmó en cuanto a declaraciones de intenciones y obras de interés general el recrecimiento de la presa de La Concepción y la conexión de las cuencas de las zonas occidental y oriental. Pero de momento las 9.500 hectáreas dedicadas a los cultivos subtropicales en la Axarquía tendrán que seguir más pendientes del cielo, como alegan sus portavoces, que de las inversiones «tantas veces prometidas».

Continuará el crecimiento del sector, pero no de una forma tan exponencial - Los viveros consultados recuerdan que en varios periodos han llegado a reducir sus ventas por encima de un 50%

­El sector de los subtropicales no ha dejado de crecer de manera exponencial en los últimos años. Si en 2016 se cerraban balances con una facturación bruta superior a los 200 millones de euros en cuanto a exportaciones de aguacates y mangos, el pasado ejercicio hizo saltar todos los registros con números próximos a los 300 millones. Pero la sequía y las históricas restricciones, porque hace un año se empezaron a regular los riegos en la Axarquía (nunca antes se habían iniciado en Semana Santa), recortarán esos incrementos.

Los portavoces consultados no hablan de reducción, porque estos aspectos no han mermado las explotaciones ya existentes, pero sí que han generado una incertidumbre que han minado las compras de nuevos árboles o el acondicionamiento de fincas para los mismos.

El sector volverá a crecer en el presente año, pero no de una forma tan significativa como durante lo que va de década. Los viveros consultados, como termómetro de lo que ha ocurrido durante los últimos 12 meses de cortes en los regadíos, recuerdan que en épocas determinadas han rebajado sus previsiones de ventas por encima del 50% sobre el año anterior.

Ya alertó hace unos meses, justo antes del reciente periodo de lluvias que ha aliviado la situación crítica del embalse de la Viñuela, el gerente de la cooperativa Trops, Enrique Colilles, acerca de lo que se avecinaba.

Como portavoz de la entidad que comercializa desde Vélez Málaga más del 60% de todo el mango producido en España, Colilles expresó que el problema para las próximas campañas podía ser gravísimo, si no se agilizaban las obras prometidas para paliar los efectos de la sequía.

«Podemos pasar de ser un proveedor fiable a no serlo, y nos enfrentamos a países competidores que están tratando de quitarnos la posición en el mercado con importantes inversiones en infraestructuras, carreteras, agua y puertos», manifestó a este periódico. Y en términos parecidos, el responsable comarcal de la Axarquía en el sindicato agrícola Asaja, Benjamín Faulí, alegó que la reducción de los riegos podría generar incluso un riesgo vital en determinados árboles subtropicales.

El presidente de la Asociación Española de Productores de Frutas Tropicales, José Linares, insiste pese a la mejora de los niveles en La Viñuela en la necesidad de que la Junta de Andalucía culmine las obras de emergencia anunciadas a finales de 2016 y «que ya no merecen el calificativo de infraestructuras de emergencia».

Se refiere a la conexión de pozos del cauce del río Chíllar, en Nerja, con la red que hasta Torrox permite abastecer al pantano de la Viñuela. Inicialmente se barajaba la posibilidad de que aportasen de entre siete y nueve hectómetros cúbicos anuales, pero incluso con un único hectómetro ya podrían garantizar los suministros en tiempos de sequía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine