Blog 
Cafeína con café
RSS - Blog de Lola padilla oliva

El autor

Blog Cafeína con café - Lola padilla oliva

Lola padilla oliva

Los cafés de mis mañanas son motines de marionetas.

Sobre este blog de Cultura

Opinión de esa cultura que comienza con el día. Cultura fuera de las aulas y eruditos por quienes la universidad no pasó.


Archivo

  • 25
    Noviembre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Malaga

    Tribu de colores, la danza de Serta.

    Tribu de colores, la danza de Serta.

     

     

    Es de vital importancia comenzar este post con una definción de tribu recogida en la RAE, grupo social primitivo de un mismo origen, real o supuesto, cuyos miembros suelen tener en común usos y costumbres.

    Es en este momento cuando pienso en cómo encontré a Serta y en qué momento de mi vida, motivada a seguir aprendiendo la danza oriental y todo lo que ello conlleva para la mujer en su importancia de unir cuerpo, mente y alma. El momento preciso donde me sentía agradecida a quienes me habían empujado a palpar mi cuerpo desde los acordes y ritmos ancestrales, la piel ya había encendido todos los resortes para sentir el deseo fehaciente de danzar a la vida, desnuda sin duda de tantos y todos los prejuicios y fines banales que a veces nos conduce a un bosque de fangales. Observo entonces en mí, que para limpiarse antes hay que sentir que la suciedad nos ha empujado a buscar otras verdades.

    No podré olvidar esa tarde que acudí a su academía, verano en Málaga, entre vacaciones y festivales, Maya Yeremenko sustituye a la que iba a ser la profesora titular, Ana Cosmic. Es ahí donde la definición de la RAE adopta todo el sentido. Un grupo de mujeres que llevan prendida en sus movimientos la realidad de la naturaleza de la mujer, y de manera magistral crean la necesidad de reunirnos en grupo para dejar fluir lo que unos llaman arte, hacen de nosotras las depositarias de los principios de la mujer.

    Serta además nos enseña, sigue pulcramente el recorrido de un vector ancestral que tuvo su origen con Jamila Salimpour en los años 60. Y aunque la tendencia es a dejar una huella con nombre y apellidos a través de pasos y movimientos. Serta viste a su tribu de un libro en blanco donde cada una podemos poner nuestra firma, sello, gesto, palabra, silencio o color; sí, así es ella un mar de ondulaciones transparentes donde cada una decide sumergirse y nadar su propio oceano de emociones. La mujer es tan infinita en alma que Serta decide no poner puertas a la inmensidad, "no soy quién para limitar a ninguna" , esa es su varita mágica para hacer la magia de la danza, somos libros blancos donde sólo nosotras decidimos reescribirnos y es ahí donde se logra el milagro de la tribu, cada una de nosotras permitimos que todas conformemos nuestra historia como una verdadera hermandad.

    ¿Quiénes somos para limitar a la naturaleza?, ¿quiénes somos para silenciar a la mujer?, eso trata de transmitir Serta bailando desde niña y persiguiendo la voz adecuada para no silenciar el verdadero murmullo de la vida.

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook