Crónica de la 3ª preliminar

La risa pide paso

La modalidad de murga destaca en una noche muy decente - La vuelta de Merchán agrada a un Alameda lleno - Una murga de Córdoba se lleva al respetable de calle - Godoy vuelve a arriesgar ahora en murgas

16.02.2017 | 09:35
La risa pide paso

En la noche más completa de las clasificatorias, disfrutamos de la reina del carnaval, la murga. Con estilos y gustos para todos los colores y espectadores. Un nexo de unión. La honradez en el trabajo de meses de ensayo bien plasmados sobre el escenario. Pasemos a desgranar una por una las agrupaciones que actuaron en la noche madrugada del sábado a domingo.

De Córdoba nos vino la murga Los que vienen como anillo al dedo, unos organizadores de bodas muy peculiares. La murga se metió al público en el bolsillo, fue la que más carcajadas produjo entre los espectadores que abarrotaban los asientos coloraos del Alameda. Con un precioso compás a la hora de cantar. Afinada y bien trabajada en el aspecto músical, fueron desgranando al personaje hasta llegar al clímax en el popurrí con cuartetas desternillantes al tipo. Las bodas dan mucho juego. Simpática tanda de cuplés y buenos pasodobles. Supieron concursar muy bien con guiños locales. Si traen material para semifinales pueden dar la sorpresa.

La vuelta esperada de Merchán con ¿Pa qué has venío cabesa? no decepcionó. Unos extraterrestres muy bien caracterizados y con un buen disfraz con ganas de abducirnos y conquistarnos. Merchán es un animal de escena y cuando se lleva a su terreno la murga solo con un guiño te atrapa en su cómplice comicidad. Presentación con pegotes muy malagueños. Pasodoble homenaje a Chiquito de la Calzada. Tanda de cuplés simpática con un estribillo de categoría. Y un popurrí con una musicalidad bárbara. Movida y actual. Para recordar la cuarteta de estos alienígenas en la feria. Necesidad de crecer en el siguiente pase para optar a estatuilla.

La cabeza de serie, la murga de Torremolinos con autoría de Felix Godoy y Malo Pérez nos trajo una idea arriesgada. La verdad, según se mire, del espejo de Blancanieves nada más y nada menos. Un forillo en penumbra nos deja ver al espejo del cuento llevado al cine por Disney. Un espejo que en un doble juego va desgranando verdades en ocasiones ácidas. Sinceramente creo que esta murga se ha adelantado unos 10 años a nuestro carnaval. Es necesaria una escucha cómplice para dejarse atrapar por su humor irónico. La sensación de falta de conexión con el público es clara. Tal vez hay que dejarse llevar por un repertorio donde la letra necesita ser degustada tranquilamente. Compro la idea porque es lo que nos da categoría en nuestro carnaval. Currarse el ingenio aunque a veces se pierda más que se gane. No sé cual será vuestra suerte, la nuestra es la de teneros, ¿verdad?. Verdad. Verdad. Verdad.

La sorpresa nos viene por el grupo Las traigo fritas, de nueva creación aunque con experiencia en algunos de sus componentes. Vendedores de almedra. El tipo es un uno. El cosmopolitismo mal entendido de esta ciudad hace que dejemos de mirar en nuestras señas de identidad para parodiarlo. Un auténtico filón se esconde entre personajes y situaciones de nuestra amada Málaga. Bravo por ellos en ese aspecto. Con este tipo de ideas la complicidad la tienes ganada desde que se abre el telón. Suerte dispar en el repertorio, cuajaron una honrada actuación. Por último, los murguistas de Algeciras Qué jartera de carnaval, unas esposas de carnavaleros no recordaron precisamente eso, que a veces cansa el carnaval mucho. Muchísimo.

En comparsas, Victor Martín nos trajo a Los guardianes del Futuro, unos maestros de colorido disfraz. Se desquitaron de su mala actuación en su debut en 2015. Aunque su actuación presenta claras lagunas en musicalidad y voces, con un popurrí donde en algunos momentos se escapó la afinación, dieron un paso adelante en su aprendizaje de carnaval. Poco a poco y aprendiendo de los errores darán con la tecla un año. Buen pasodoble de la Desbandá que cumple 80 años. Víctor va aprendiendo de lo que le rodea y es feliz admirando lo bueno del concurso. Él aprende y muchos debemos aprender de él.

La comparsa de Almería, Los canallas, volvió a demostrar la categoría de buen grupo compacto y trabajado. Gusto al cantar sin innecesarias florituras que no conducen a nada. Buenas letras y gran popurrí. Se van asentando en nuestro concurso y esperemos que por muchos años. La calidad es reconocida y aplaudida. Disfrutaremos de ellos otro pase.

No querría terminar la crónica sin el recuerdo a la murga infantil, este año comparsa de Paqui Prieto. Brutal trabajo de docencia en el carnaval. De una calidad de quilates. Merecido homenaje a Miguel Ángel Crespo y cuartetas del popurrí sublime como la de la semana santa. Un 10.

Coda. Dejad los móviles quietos y escuchad, que se os va la vida y no os dais cuenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Carnaval de Málaga

El último adiós al Carnaval

El último adiós al Carnaval

Miles de malagueños acompañaron al boquerón, que recorrió el Centro de Málaga y el Muelle Uno...

Las reinas de la noche

Las reinas de la noche

El cuarteto del Lama vuelve a regalar una actuación clásica de categoría. Los cantores de Ronda...

Pino y Benji destacan en el día más flojo del concurso

Pino y Benji destacan en el día más flojo del concurso

Sesión escasa de calidad. Destaca la comparsa de Pino con un repertorio redondo. Un fallo de letra...

Año de murgas, año de bienes

Año de murgas, año de bienes

Ambiente muy caldeado en ocasiones en exceso en el teatro. La modalidad de murga confirma las...

Arroyo, sinónimo de comparsa

Arroyo, sinónimo de comparsa

Se alcanza el ecuador del concurso con dura competencia en murgas y comparsas. Debuta el cuarteto...

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine