ASTRONOMÍA

Telescopios y satélites de la NASA descubren una ´fuente´ de estrellas

12.07.2008 | 11:25

Una investigación conjunta que usó telescopios y observatorios espaciales de la NASA descubrió una "fuente" de estrellas a 12.300 millones de años luz de la Tierra, informó hoy la agencia espacial.

Esa fuente crea unas 4.000 estrellas al año, una cifra que contrasta con las cuatro que produce la Vía Láctea, donde se encuentra el sistema solar, informó el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la agencia espacial estadounidense.

Esa "planta" generadora de estrellas fue descubierta por el telescopio espacial "Spitzer" tras ser detectada por primera vez por Hubble y otros observatorios astronómicos terrestres.

Un comunicado de JPL señaló que su existencia rebate una teoría sobre la formación de las galaxias según la cual la "fábrica" debía producir estrellas mediante la absorción de pequeñas galaxias de forma lenta y no explosiva como en este caso.

"Esta galaxia se encuentra en pleno proceso de multiplicación, produciendo la mayor parte de sus estrellas, todas al mismo tiempo", indicó Peter Capak, del Centro Científico Spitzer en el Instituto Tecnológico de California.

Según los científicos se trata de "La galaxia del Baby Boom", un término referido a la ola de nacimientos en EE.UU. que caracterizó a las dos décadas que siguieron al fin de la II Guerra Mundial.

Las características especiales "Galaxia del Baby Boom", que pertenece a un tipo de galaxias explosivas (starsbursts) fueron determinadas mediante el trabajo de varios telescopios que utilizaron diferentes longitudes de onda.

El Hubble, así como el telescopio Subaru de Japón, la ubicaron primero mediante imágenes de luz visible en las que aparecía como una mancha.

Poco después, el Spitzer y el telescopio Clerk Maxwell, en Mauna Kea, Hawai, la observaron en longitud de onda submilimétrica e infrarroja con imágenes que resaltaban en su ambiente cósmico.

Según explicó JPL, esto se debe a que las estrellas son nuevas y producen una luz ultravioleta intensa.

Los astrónomos señalan que a un ritmo de producción de entre 1.000 y 4.000 estrellas por año, la galaxia solo necesitará 50 millones de años (un lapso pequeño en términos astronómicos) para convertirse en una de las más grandes del universo.

"La increíble actividad generadora de estrellas que hemos observado sugiere que es posible que estemos presenciando, por primera vez, la generación de una de las más enormes galaxias elípticas del universo", dijo Nick Coville, del Instituto Tecnológico de California.

Coville es uno de los autores del estudio e investigador del centro de estudios astronómicos "Cosmic Evolution Survey".

Enlaces recomendados: Premios Cine