ÁRTICO

Concluye la evacuación de la expedición polar rusa SP-35 de un témpano de hielo

15.07.2008 | 19:00

Un rompehielos y un barco ruso concluyeron hoy la evacuación de la expedición rusa Polo Norte-35 (SP-35), que desde septiembre del año pasado se encuentra en una plancha de hielo a la deriva en el Ártico.

"Los veinte integrantes de la expedición ya han subido al barco 'Mijaíl Sómov', que concluye el traslado de las cargas a sus bodegas", informó en un enlace por radio el vicepresidente de la Asociación de Investigadores Polares de Rusia, Vladímir Strugatski.

Añadió que el barco todavía deberá evacuar algunas instalaciones y equipos de otros dos témpanos de hielo, que se han separado de la placa principal, por lo que la operación concluirá definitivamente en la mañana del miércoles, según la agencia Itar-Tass.

Después de ello, el barco, acompañado por el rompehielos "Arktika" emprenderá el camino de regreso al puerto de Murmansk, en el mar de Barents, a través de un campo de hielo de 170 kilómetros de ancho que lo separa de las aguas árticas.

La operación de rescate de la SP-35 empezó el pasado domingo, cuando "Mijaíl Sómov" llegó a la placa de hielo con retraso debido a niebla en la zona, junto al archipiélago noruego de Spitsbergen, donde se registra una temperatura de 0 grados centígrados.

La base flotante rusa contaba con 28 vagones vivienda y laboratorio, generadores eléctricos, estaciones de radio, depósitos de combustible, tractores e, incluso, trineos tirados por perros.

El grupo científico, que encabeza Alexéi Visneski, está integrado por especialistas en meteorología, química, biología, oceanografía, geofísica y glaciología, que estudian los fenómenos relacionados con los hielos árticos y la glaciación.

Las expediciones al Ártico desde las costas rusas se remontan a junio de 1937, cuando cuatro expedicionarios soviéticos encabezados por el científico Iván Papanin permanecieron siete meses en tiendas de campaña sobre el hielo a la deriva.

Desde el momento del desembarco de la SP-35, el 21 de septiembre del año pasado, la plancha de hielo en la que se encuentra ha recorrido más de 2.500 kilómetros empujada por el viento, las corrientes marinas, mareas y otros factores.

Enlaces recomendados: Premios Cine