Colombia

Más de 70 pelícanos mueren por hepatitis necrótica en Cartagena de Indias

23.07.2008 | 10:07
Varios pelícanos yacen muertos en una playa de Cartagena de Indias (Colombia). Una extraña enfermedad ha acabado con la vida de más de 70 pelícanos durante los dos últimos meses en esta ciudad caribeña, que, según el informe del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), sería a causa de una hepatitis necrótica que cursa "con inflamación del hígado y de la tráquea", una enfermedad que en su manifestación aguda lleva a muchas de las aves a la muerte. EFE/Ricardo Maldonado Varios pelícanos yacen muertos en una playa de Cartagena de Indias (Colombia). Una extraña enfermedad ha acabado con la vida de más de 70 pelícanos durante los dos últimos meses en esta ciudad caribeña, que, según el informe del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), sería a causa de una hepatitis necrótica que cursa "con inflamación del hígado y de la tráquea", una enfermedad que en su manifestación aguda lleva a muchas de las aves a la muerte. EFE/Ricardo Maldonado

Más de 70 pelícanos han muerto en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias (norte) en los últimos meses a causa de una hepatitis necrótica, dijo hoy a Efe la directora del Establecimiento Público Ambiental (EPA), Ruth Lenes.

"Desde finales de junio empezaron a aparecer muertos unos pelícanos, nos preocupamos, recogimos unos cuerpos y los enviamos al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) para que analizaran las causas", explicó Lenes.

Según el informe del ICA, las aves murieron a causa de una hepatitis necrótica que provoca "inflamación del hígado y de la tráquea", una enfermedad que en su manifestación aguda lleva a muchos de los animales a la muerte.

Esta patología "es como la gripe de la raza humana", se trata de una virosis que funciona por cepas y que la propia especie es capaz de regular, afirmó Lenes.

Los pescadores y funcionarios de La Bocana, un sistema de esclusas que separa las aguas marinas de la ciénaga cartagenera, fueron quienes alertaron del hallazgo de decenas de cadáveres de estos pájaros de inconfundible morfología por su pico de grandes dimensiones.

El ICA señaló que no hay motivo para la alerta ya que los equipos de zootécnicos y biólogos marinos del instituto descartaron que pudiera contagiar a otras especies, incluida la humana.

Sin embargo, uno de los factores que investiga el EPA es si la enorme cantidad de pequeños peces muertos que aparecen en esta época en La Bocana a causa del aumento del nivel de oxígeno en las aguas pudo influir en la propagación de la enfermedad.

La EPA está estudiando las posibles causas y las medidas necesarias para controlar la epidemia, para la que no tenía un plan específico de contención.

"Esta enfermedad no se puede controlar con una vacuna como si fueran aves domésticas porque, precisamente por ser aves exóticas, ellas mismas crean estos virus, unas fallecen y otras se vuelven inmunes", señaló Lenes.

"Lo único que nos recomendaron (en el ICA) es que hiciéramos la limpieza del sitio donde se encontraron los cuerpos, los sepultamos y ahora los están llevando a la escombrera, a las afueras de la ciudad", explicó.

La directora del EPA advirtió de que en un futuro, al tratarse de enfermedades que no se estudian en veterinaria, "aparecerán otros virus que tampoco estarán previstos".

Además de los animales encontrados en la bocana, los pescadores registraron el hallazgo de más cadáveres en la zona de influencia de La Boquilla y la Ciénaga de la Virgen de la localidad costeña.

La cuidad caribeña de Cartagena, con cinco especies de mangle y ocho cuerpos de agua interiores, representa un hábitat perfecto para el desarrollo y crianza de estas aves que, según Lenes, siguen apareciendo muertas día tras día.

Enlaces recomendados: Premios Cine