Greenpeace

El 85% del CO2 que emite Indonesia sale de quema de bosques

23.07.2008 | 13:33

El 85 por ciento del dióxido de carbono (CO2) que emite Indonesia a la atmósfera y contribuye al cambio climático proviene de los incendios forestales, un hecho ligado principalmente a la extensión de los campos de cultivo, informó hoy el colectivo ecologista Greenpeace.

El consejero para asuntos políticos de Greenpeace para el Sudeste Asiático, Arief Wicaksono, subrayó la importancia de este hecho y recordó que Indonesia se ha convertido en el tercer emisor del mundo -por detrás tan sólo de China y Estados Unidos- de gases que causan el efecto invernadero, como el CO2.

Wicaksono denunció que los incendios forestales en Indonesia son un método "rápido" y "barato" de ganar terreno de cultivo a la selva y lo atribuyó al "mal gobierno", que ejemplificó con la falta de coordinación entre los distintos niveles de la administración y el exceso de burocracia.

"Las empresas están obteniendo grandes beneficios gracias al desgobierno", afirmó Wicaksono, quien abogó por una "moratoria" nacional en la transformación de terrenos forestales en agrícolas hasta que se estudie el problema y se encuentren soluciones comunes.

La denuncia se formuló durante un encuentro con periodistas sobre las posibilidades de desarrollar de manera sostenible el floreciente negocio del aceite de palma, un cultivo que crece de forma exponencial en Indonesia.

El archipiélago indonesio es el primer productor del mundo de aceite de palma e ingresó por ese concepto unos 7.870 millones de dólares (5.040 millones de euros) en el 2007, según los datos del Ministerio de Agricultura.

El año pasado dedicó 6,78 millones de hectáreas al cultivo de la palma aceitera, que dieron una cosecha de 17,37 millones de toneladas de aceite, de los que 11,87 millones se vendieron en el mercado exterior.

Indonesia padeció la mayor tasa de deforestación del mundo entre 2000 y 2006, con 1,1 millones de hectáreas de bosque perdidas al año, o unos 125 campos de fútbol a la hora, aunque en los últimos dos años el ritmo de destrucción se ha ralentizado.

La deforestación la atribuyen los ecologistas a la falta de planes para controlar el desarrollo económico, al crecimiento demográfico, la extensión de zonas de cultivo y la explotación de recursos mineros y forestales.

Según datos oficiales, cerca de la mitad de los 180 millones de hectáreas que componen el territorio nacional está cubierta por bosques, lo que convierte a Indonesia en el tercer país por extensión forestal, tras Brasil y el Congo.

Enlaces recomendados: Premios Cine