Contaminación

Pekín asegura que las emisiones de gases han bajado un 20%, pero su cielo sigue gris

25.07.2008 | 14:04

El Ayuntamiento de Pekín, sede de los JJOO en dos semanas, aseguró que su nueva política de tráfico, que impide a la mitad de los autos privados circular, redujo las emisiones contaminantes un 20 por ciento, aunque lo cierto es que no se nota excesivamente en el cielo, que sigue gris a día de hoy.

Según el Gobierno Municipal de Pekín, las principales sustancias contaminantes en el aire, como monóxido y dióxido de carbono, se han reducido un 20 por ciento desde que el pasado domingo 20 se pusiera en marcha el nuevo sistema de conducción según matrículas, entre otras medidas.

Si el día es par, sólo las matrículas pares pueden circular, exceptuando taxis y autos oficiales, y lo mismo para las jornadas impares, algo con lo que también se quiere intentar reducir el número de atascos (éstos, efectivamente, son menos, pero no han desaparecido).

Además, desde principios julio se retiraron de circulación 300.000 vehículos con alta emisión de gases y la mitad de los autos oficiales.

Según el Ayuntamiento, Pekín disfrutó en lo que va de año de 145 días de los llamados "azules", aunque esta denominación no significa que ése fuera el color dominante en el cielo pequinés.

A la contaminación se une el clima, que por influencia del monzón surasiático es húmedo y caluroso, por lo que en los últimos días Pekín está envuelta en una niebla grisácea y sofocante.

El clima caluroso y la contaminación motivaron que el plusmarquista mundial de maratón, el etíope Haile Gebreselassie, decidiera no participar en esta prueba en Pekín 2008, por temor a que afectara al asma que padece.

Enlaces recomendados: Premios Cine