Expo 2008

Mauritania destaca sus esfuerzos por combatir la desertización progresiva

28.07.2008 | 15:48

Mauritania celebra hoy su Día Nacional en la Expo de Zaragoza, un acontecimiento que, para su presidente, Sidi Ould Cheikh, ofrece una oportunidad única de dar a conocer los esfuerzos del país en su afán por combatir la escasez de agua en un territorio que sufre una desertización progresiva.

En el discurso oficial, que ha pronunciado en el Palacio de Congresos de la Expo, Sidi Ould Cheikh ha reafirmado el compromiso de su gabinete con los Objetivos del Milenio y ha recordado que están impulsando mecanismos y proyectos de cooperación con el propósito de hacer llegar agua potable a las ciudades mauritanas.

En este punto, ha agradecido a España que haya aceptado financiar un "gran proyecto" de potabilización de agua, del que se beneficiará un sector "bastante pobre" de la población del país, ha añadido.

A la cooperación entre ambos países se ha referido asimismo el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien se ha reunido con el mandatario mauritano y ha aprovechado su primera visita a la Expo para felicitar a los trabajadores de la muestra por el éxito de su labor.

Tras destacar las excelentes relaciones de amistad y colaboración entre los dos países, cuyos gobiernos han sido capaces de profundizar en los últimos años, Rubalcaba se ha mostrado convencido de la responsabilidad de Sidi Ould Cheikh para conseguir una sociedad más justa y solidaria.

En su opinión, los dos países deben seguir trabajando juntos por la paz, los derechos humanos y la justicia social, objetivos en los que progresarán gracias al nuevo Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación, con el que se da un "salto cualitativo" en las relaciones bilaterales.

Para el ministro, este compromiso a medio y largo plazo debe permitir mejorar la cooperación en medio ambiente y en asuntos financieros y económicos, así como contra el crimen organizado.

Además, Rubalcaba ha agradecido a las autoridades mauritanas que compartan con España sus criterios en la lucha contra la inmigración ilegal.

El titular de Interior ha asegurado que esta visión común parte del principio de que España y Europa no pueden cerrar sus fronteras, por lo que este fenómeno sólo puede abordarse a través de una gestión compartida de la inmigración legal.

En relación al agua, Rubalcaba ha subrayado que Mauritania, al igual que España, padece un problema de escasez y ha confiado en que se apliquen buenas políticas para la gestión de este recurso, que, en caso contrario, puede poner en peligro el desarrollo del país africano y al mismo tiempo el del nuestro.

Sidi Ould Cheikh, quien ha incidido en la ola de sequía que está asolando el país y deteriorando la relación entre el hombre y su entorno, ha recalcado que los países en desarrollo son los que más están sufriendo los problemas con el medio ambiente, que son su "gran reto de futuro".

En este sentido, ha agradecido a Zaragoza y a las autoridades españolas que hayan organizado una Exposición como ésta, que refleja el genio del ser humano y su fuerza de voluntad a la hora de hacer frente a los desafíos que plantea la naturaleza.

Por su parte, el comisario de la Expo, Emilio Fernández-Castaño, ha destacado que un país como Mauritania, que se extiende en un entorno "extremo", haya demostrado la voluntad de supervivencia del hombre y conseguido asegurar agua potable para sus ciudadanos.

Al término de los actos protocolarios, la comitiva se ha dirigido al pabellón de Mauritania, desde el que se encaminarán al de Argelia antes de visitar el de España, donde se ofrecerá la comida oficial.

Enlaces recomendados: Premios Cine