Denuncias de enchufismo

Cayo Lara afirma que la alcaldesa de Manilva debería dimitir y abandonar IU

La justicia investiga si Antonia Muñoz contrató de forma irregular en el Consistorio a unos 70 familiares y simpatizantes

20.06.2013 | 00:11
La alcaldesa de Manilva, Antonia Muñoz.
La alcaldesa de Manilva, Antonia Muñoz.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, aseguró ayer que la alcaldesa de Manilva y compañera de filas, Antonia Muñoz, no debería mantener ni su cargo público ni su militancia mientras se aclaran las informaciones que la acusan de haber colocado irregularmente a unos 70 familiares y simpatizantes en el Ayuntamiento de la localidad costasoleña.

El máximo mandatario de la coalición de izquierdas dijo esto en el transcurso de una entrevista televisiva en la que se mostró inflexible sobre este polémico asunto, que además pondría en apuros a la formación de gobierno de Manilva integrada por IU y la Agrupación Socialista de Manilva (ASM).

«Si lo que han escuchado mis oídos y han visto mis ojos en un programa que hizo un medio de comunicación sobre la situación de la alcaldesa de Manilva son hechos reales (...), en este momento ya no debería estar de alcaldesa, tendría que haber renunciado al cargo y no debería estar en un cargo de IU. Eso lo tengo clarísimo», afirmó con rotundidad.

Lara, que por otra parte aludió a la presunción de inocencia de Antonia Muñoz, fue más allá y conminó a la dirección regional de la formación a que «resuelva este tema» lo más pronto posible.

«Nuestras federaciones tienen autonomía e independencia para tomar decisiones en el ámbito de sus competencias en lo que tiene que ver con los afiliados. En Andalucía ya conocen la posición que tiene el coordinador federal de IU sobre este asunto», zanjó.

Precisamente, el nuevo responsable andaluz de IU, Antonio Maíllo, aseguró el pasado martes que intervendrá en Manilva pese a que aún no se ha resuelto el proceso judicial abierto y que investiga la colocación de allegados a Muñoz en el Consistorio que preside.

Días antes, el anterior responsable regional de la coalición y vicepresidente primero de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, fue más tibio y manifestó en una comparecencia en el mes de marzo en Málaga que tendría «tolerancia cero» con la actual munícipe de Manilva «si se confirman» los hechos de los que se le acusan y que se investigan en sede judicial.

No piensa dimitir A principios de esta misma semana, la alcaldesa manilveña, Antonia Muñoz, dejó claro que ni piensa abandonar la alcaldía de la localidad, ni la militancia de Izquierda Unida.

«No me planteo ni dejar la alcaldía ni dejar IU. He podido cometer algún error a la hora de contratar personal porque he estado mal asesorada. Si he cometido irregularidades, eso lo tendrá que dictaminar el juez», dijo el pasado lunes a la Cadena Ser.

En otro programa nacional, esta vez de televisión, se emitieron unas declaraciones de la propia munícipe manilveña en las que admitía haber contratado a familiares y militantes de Izquierda Unida en la administración local que gobierna en coalición –con un paréntesis en el mandato 2003-2007– desde el año 1999.

Antonia Muñoz permaneció ayer al margen de este asunto por motivos familiares, según informaron fuentes cercanas.

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine