Consumo

La subestación de la línea ferroviaria de Fuengirola ahorra un 12% de energía

Es el primer prototipo que aprovecha la energía que es generada por el frenado de los trenes

16.10.2013 | 00:14
La subestación de la línea ferroviaria de Fuengirola ahorra un 12% de energía
La subestación de la línea ferroviaria de Fuengirola ahorra un 12% de energía

La subestación eléctrica de la línea ferroviaria Málaga-Fuengirola ha conseguido ahorrar el 12 por ciento de su gasto energético anual. Son los datos que ofreció ayer el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias ( Adif) en el balance que ha hecho de la puesta en funcionamiento de la primera subestación eléctrica de corriente continua reversible puesta en marcha en España.

Ubicada en la subestación eléctrica de tracción de La Comba (Málaga), ha logrado recuperar en este trayecto aproximadamente 1.000.000 kilovatio/hora en su primer año de funcionamiento.

«Este sistema, pionero en Europa en sistemas ferroviarios de 3.000 voltios en corriente continua, es decir, en líneas de ancho convencional, permite el aprovechamiento de la energía generada en el proceso de frenado de los trenes, evitando su disipación en las resistencias de freno reostático», detallan.

El sistema, que consta de un equipo inversor de 2 megavatios de potencia, supone una importante herramienta de mejora de la eficiencia energética del transporte ferroviario al regenerar energía de esta subestación hacia la red de distribución.

Las líneas de alta velocidad devuelven a la red eléctrica de suministro la energía generada en el proceso de frenado eléctrico de los trenes. Este proceso de devolución se realiza de manera natural, pues ambas redes, ferroviaria y de suministro, emplean corriente alterna.

Por el contrario, en los sistemas ferroviarios que emplean corriente continua, como es el caso de la red convencional de Adif, así como en metros y tranvías, la devolución de la energía eléctrica de frenado a la red de suministro no puede ser realizada en las condiciones actuales.

Por tanto, la energía regenerada en el frenado sólo puede aprovecharse por otros trenes que se encuentren en la misma sección eléctrica. La energía eléctrica que no puede ser aprovechada por otros trenes es disipada en calor y, por tanto, desaprovechada.

«Esta limitación queda solucionada con la instalación del nuevo equipo inversor, que habilita la conversión a subestaciones de tracción reversibles en la red convencional, por lo que la red convencional podrá equiparar su eficiencia energética a la existente en la red de alta velocidad», especifican.

Este proyecto, enmarcado en el Plan de Eficiencia Energética de Adif y dentro del programa de Proyectos de I+D+i, ha sido desarrollado por Adif, Isolux Corsán e Ingeteam.

Los estudios y simulaciones previas realizadas concluyeron que la incorporación de un equipo recuperador en la subestación de La Comba permitía recuperar un porcentaje elevado de la energía generada en toda la línea Málaga-Fuengirola sin necesidad de implementar equipos similares en el resto de subestaciones del tramo, las colaterales de Carvajal y Los Prados.

El sistema mejora la eficiencia energética del transporte ferroviario, reduciendo sus necesidades energéticas y ganando en competitividad como sistema de transporte sostenible, al recuperar la energía generada por un tren, que no es consumida por otras circulaciones próximas, y reduciendo las emisiones de CO2 al medioambiente.

«Su implantación está permitiendo evaluar la viabilidad tecnológica de su instalación en subestaciones en operación comercial, a la vez que se están dando los pasos administrativos necesarios para que esta energía sea vertida a la red de suministro con los consiguientes ahorros económicos en la explotación ferroviaria y la reducción de emisiones de efecto invernadero», explican desde el administrador.

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine