Tribunales

Condenan a 45 años al asesino en serie de la Costa del Sol

Cumplirá prisión por la muerte de dos mujeres en menos de un mes en 2011 en las localidades de Mijas y Marbella

03.07.2015 | 15:24

El conocido como asesino en serie de la Costa del Sol ha sido condenado a 45 años y cinco meses de prisión por la muerte de dos mujeres en menos de un mes en 2011 en las localidades malagueñas de Mijas y Marbella.

El procesado asestó a sus víctimas al menos 18 puñaladas a cada una en distintas partes de cuerpo y en ambas ocasiones se apoderó de dinero y tarjetas de crédito, de las cuales sacó efectivo con ayuda de su pareja, según la sentencia a la que ha tenido acceso Efe.

En los dos crímenes, el acusado había contactado previamente con las mujeres para la prestación de servicios de naturaleza sexual con la intención de robarles.

El ahora condenado nació en Alemania, tiene nacionalidad marroquí y cumplió en su país una condena de 16 años de prisión por entrar a robar en una casa y matar a una mujer. Posteriormente, en 2006, se trasladó a Marruecos, donde permaneció un tiempo y luego se desplazó a España.

El acusado ha sido condenado por un delito de asesinato, un homicidio, dos robos con violencia en casa habitada, falsedad documental y contra la seguridad vial, mientras que a su pareja se le condena a un año de cárcel por un delito continuado de estafa en grado de tentativa.

El primer crimen ocurrió el 10 de agosto de 2011 en el complejo Alhamar, en Mijas Costa, donde residía una mujer de 45 años con la que había contactado para la prestación de servicios sexuales.

Una vez en el interior de la vivienda, el acusado le asestó 18 puñaladas y luego le hizo un nudo en el cuello con una funda de almohada.
La mujer, de origen argentino, murió y el acusado se llevó dinero, dos teléfonos y varias tarjetas de crédito.

Ese mismo día fue con su pareja a una sucursal bancaria donde ella, sabiendo que la tarjeta era ajena, hizo cinco extracciones por valor de 200 euros cada una con cargo a la cuenta corriente del hijo de la fallecida. En la sentencia se afirma que no ha quedado acreditado que la mujer tuviera participación en el crimen.

El segundo crimen fue cometido el 9 de septiembre cuando el condenado fue a la vivienda en Marbella de otra mujer de origen ecuatoriano, de 47 años, con la que también había contactado para concertar una cita para la prestación de servicios sexuales.

Una vez dentro, la maniató y le asestó al menos 18 golpes con un objeto cortante, que le causó la muerte, tras lo que se apoderó de tarjetas bancarias. Ese mismo día fue también con su pareja para que ella realizara varias extracciones, aunque no lo lograron. El acusado se encontraba en España bajo identidad falsa y utilizaba un pasaporte irlandés.

El día de su detención, el 24 de septiembre de 2011, tenía en su poder un pasaporte y un permiso de conducir franceses falsos. Además el procesado conducía habitualmente un vehículo "a sabiendas de que carecía de la pertinente autorización administrativa para su conducción al no haberla obtenido nunca". En cuando a la que era su pareja, no tenía la pertinente autorización administrativa para residir en el país. EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine