Normativa municipal

Torremolinos renueva la ordenanza sobre convivencia ciudadana

Contempla sanciones de entre 750 y 3.000 euros para sancionar comportamientos incívicos

27.08.2015 | 05:00
El nuevo gobierno está incidiendo en la limpieza del municipio.

­En los últimos tiempos, y a raíz por ejemplo de las grandes ferias y fiestas, la convivencia y el civismo están en boca de todos. Los horarios para tirar la basura y la manera de hacerlo se tornó en Málaga en tema de debate entre los políticos municipales, trabajadores, sindicatos y empresarios. En los mismos días, algunos ayuntamientos anunciaban que agentes de paisano de la Policía Local vigilarían a aquellos que no cumplieran con la ordenanza local sobre recogida de basura. Ahora, en Torremolinos, el equipo de gobierno plantea cambios en la ordenanza número 46, queversa sobre la convivencia ciudadana y los bienes públicos.

Así, la edil delegada de las Empresas Públicas, Carmen García, presentará en el pleno de hoy una serie de propuestas para modificar normas relativas a la convivencia. Son relativas a la perturbación ciudadana, el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, maltrato de animales o el destrozo del mobiliario urbano, así como jardines, vallas, farolas o fuentes. Todas estas infracciones llevan aparejada una sanción económica, dado que el objetivo del Consistorio es ponerse más estricto en la regulación y el control de estas conductas poco cívicas. Dicha cuantía se fijará atendiendo a la actuación del infractor, la reincidencia, el reporte de la infracción y, sobre todo, al daño causado en el patrimonio. La multa variará de los 750 euros de las sanciones leves hasta los 3.000 euros que se fijarán para sanciones más graves. Habrá un tipo impositivo para las consideradas sólo como graves que ascenderá hasta los 1.500 euros. «Nos hemos encontrado que la gente no cumple la ordenanza dado su desconocimiento, en muchos casos no saben a la hora que se tiene que tirar la basura y que no se pueden dejar las bolsas de basura en las papeleras», aseguran fuentes del Ayuntamiento. «Los ciudadanos tienen la obligación de depositar los residuos sólidos en las papeleras y contenedores correspondientes prohibiendo así arrojar los residuos a la vía pública, así como las bolsas dentro del contenedor más próximo», asegura la edil. Se trata de una ordenanza que ya está en vigor desde el año 2007 pero que el actual equipo de gobierno quieren hacer más efectiva y propiciar su mejor cumplimiento.

De igual modo, la moción de ha unido una propuesta de Grupo Municipal de Costa del Sol Sí Puede en la que se incide en la importancia de depositar los residuos reciclables en su contenedores correspondiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine