Economía

El PP responde al alcalde e insiste en que Mijas tiene 30 millones de euros en el banco

Afirma que las diferencias surgen por los nuevos criterios del interventor del Consistorio

19.09.2015 | 01:32
Ángel Nozal y Mario Bravo, en la rueda de prensa.

El Partido Popular de Mijas no ha tardado en romper el pacto de silencio en el que las direcciones provinciales de PP y C,s habían envuelto la coalición de gobierno del Ayuntamiento de Mijas, tras el enfrentamiento protagonizado en verano por los líderes locales de ambos partidos, Ángel Nozal y Juan Carlos Maldonado, respectivamente.

El primer teniente de alcalde de Mijas y líder del PP local, Ángel Nozal, ofreció ayer una rueda de prensa junto con el concejal de Hacienda del Ayuntamiento, Mario Bravo –también del PP– y varios ediles de su grupo, en la que defendió su gestión económica los últimos cuatro años al frente del Consistorio, que calificaron de «brillante e inmejorable».

Nozal y Bravo afirmaron que lo más destacable de su gestión es la existencia de 31,8 millones de euros en las cuentas bancarias del Ayuntamiento de Mijas, a 15 de septiembre de 2015, en contra de lo que anunció hace unos días el alcalde Juan Carlos Maldonado, quien denunció la existencia de un déficit de 13 millones de euros en las arcas municipales.

Para Ángel Nozal, la diferencia entre ver la botella medio llena o medio vacía responde al cambio de criterio del actual interventor del Consistorio, que accedió a su puesto en abril de 2015.

Nozal afirma que el nuevo interventor considera que los 15 millones ingresados en mayo de 2014 por la encomienda de la gestión del agua por parte de Acosol, así como otros remanentes anteriores, deben destinarse a pagar anticipadamente la deuda bancaria heredada de la época socialista.

«Siempre hemos sido partidarios de invertir este dinero en el bienestar de los mijeños y pagar a los bancos en los ocho años comprometidos, actitud respaldada por Hacienda y los dos anteriores interventores. Sin embargo, este nuevo criterio del interventor nos obligará a mejorar la situación de los bancos y no la de los ciudadanos, lo cual no coincide con nuestros objetivos», dijo Ángel Nozal.

El actual interventor, añadió Nozal, considera que las inversiones sostenibles financiadas con los superávits de 2012 y 2013 (10,5 millones de euros) deben considerarse como gastos ordinarios y no como inversión, «lo que afectará a la gestión futura del Ayuntamiento», impidiendo nuevas obras y mejoras en el municipio.

Ángel Nozal afirmó que en 2011 se encontraron «una deuda a proveedores de 24 millones de euros, dos préstamos de ocho y 1,4 millones respectivamente, 3,6 millones de euros en facturas extrajudiciales y más de siete millones de euros en asuntos urbanísticos pendientes de pago y no contabilizados». Cuatro años después, dijo los proveedores han cobrado su deuda, los bancos están cobrando sus préstamos y se están haciendo más obras que nunca, «y encima tenemos 32 millones en los bancos».

«La situación económica del Ayuntamiento de Mijas –insistió– es inmejorable y brillante. El único problema es la interpretación jurídica y financiera de la Unión Europea, el Ministerio de Hacienda y de la habilitación nacional. Pero los 32 millones están en el banco, los proveedores pagados y las trampas con los bancos al día», sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine