Nuevas tecnologías

Expoplaya 2016: Chiringuitos 3.0

Los software de gestión y cobro son las principales novedades que presenta el sector

14.02.2016 | 05:00

Las playas y los chiringuitos son un sector hasta ahora anclados en la libreta y el bolígrafo, pero en esta nueva edición del salón Expoplaya que se celebra este fin de semana en Torremolinos se ofrecen nuevos sistemas informatizados para la gestión de estos establecimientos hosteleros.

­La revolución del comercio electrónico llega a las playas. Las principales líneas de trabajo en la que se encuentran centrados los empresarios es en la implantación de las nuevas tecnologías en todos los sectores. En la nueva edición de Expoplaya se encuentran una gran cantidad de proveedores con los empresarios locales y provinciales para llegar a sinergias.

Unas 60 empresas de toda España presentan sus productos, servicios y soluciones eficientes para las empresas del sector de sol y playa, tanto en instalaciones como equipamientos, abastecimientos y soluciones tecnológicas. Los empresarios aprovechan este tipo de convenciones para mejorar los servicios que ofrecen a sus clientes, sobre todo en un núcleo tan turístico como Málaga.

Las hamacas y las sombrillas no varian. El esparto no deja de ser tendencia dentro de las sombrillas, por mucho que algunos piensen en innovar con otros materiales. Pedro López, de la empresa jienense Sombrillas López, se siente orgulloso de fabricar de manera artesa sus sombrillas de esparto. «Hay otras que son de tela o materiales que quiere imitar al esparto pero es el material más resistente, el esparto muere por uso y no por abuso», aclara. Y es que al ser un material poroso permite la transpiración del aire y no se produce un efecto invernadero dentro.

Otro ejemplo es el de las camas balinesas, como las que ofrecen en Mobiliario Inou. Son camas que ofrecen materiales más resistentes que las primeras que se fabricaron. «Los colchones que tenemos ahora son más higiénicos y más fáciles que limpiar», asegura Angie Tejeiro, responsable de la empresa.

Pero uno de sus productos nuevos es el de sistemas de calefacción que funcionan mediante ondas de calor. «Son ondas que no van directamente a las personas si no que se distribuyen por el ambiente», asegura Tejeiro. Este sistema conseguiría que se rompiera con la estacionalidad en algunas zonas de la costa –salvo lluvia en lugares sin techumbre– ya que se podría hacer uso de las instalaciones costeras en fechas invernales, que hasta ahora muchos chiringuitos tenían que cerrar por la falta de clientes.

Donde sí hay innovación es en el sector del software de gestión. Son muchas las empresas que están apostando por la creación de este tipo de programas.

TPV Beach - Gestores de playas apuesta por un software en el que gestionan las playas al completo. Sirve para gestionar el alquiler de hamacas o de embarcaciones náuticas. «Mediante un terminal android y una impresora portátil se pueden gestionar todas las embarcaciones y hamacas que hay en tu zona», explica Sergio Pérez, desarrollador de la aplicación. Se trata de una empresa que viene de Valencia y allí se encuentran extensiones de hamacas que llegan a superar las 3.000 y «es difícil controlar todo». «Uno de los objetivos de la aplicación también es el de controlar por parte de la empresa el trabajo de los empleados; es muy habitual encontrar engaños, por lo que con el ticket que te da la impresora lo tienes todo», explica Pérez. Y es que lo que se hace a través de los terminales, al final se exporta a una web central en la que se centralizan los datos.

También se puede usar el software de esta empresa para controlar las mesas de los chiringuitos. «Con la aplicación puede imprimir el ticket y saber todo lo que ha consumido cada mesa sin la necesidad de desplazarte al interior del chiringuito», explica su desarrollador.

Algo similar es lo que ofrecen en Bartolomé Consultores. Ellos trabajan en la implantación de sistemas inteligentes en los chiringuitos. Su último producto es el de un sistema de cobro automático.

La figura del cajero tradicional seguiría existiendo pero el dinero se encuentra en un cajón cerrado, por lo que su manipulación es automática por la máquina. «Es un sistema que facilita el cobro ya que mediante los pedidos automáticos que hacen los camareros y el sistema implantado en el cajón de cobro, sólo hay que introducir el dinero y te facilita el cambio», afirma Ubaldo bartolomé, uno de los responsables de la empresa de sistemas informáticos para la hostelería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine