Sucesos

El asesinato de otro Hutch eleva a 7 los muertos en la guerra de bandas irlandesas iniciada en Mijas

La Garda vuelve a poner la lupa sobre los Kinahan, el clan asentado desde hace años en la Costa del Sol

25.05.2016 | 01:14

Apenas una semana después de que se produjeran las primeras detenciones relacionadas con el asalto del hotel Regency de Dublín, donde un hombre vinculado a los Kinahan fue abatido por un grupo armado con un AK-47 durante un evento de boxeo, la policía irlandesa contabilizó ayer la séptima víctima mortal de la guerra callejera iniciada en Mijas el pasado mes de septiembre con el asesinato de Gary Hutch, excolaborador del clan asentado en la Costa del Sol y sobrino de su máximo rival Gerry Hutch. De hecho, la víctima que ayer recibió varios tiros fue identificada como Gareth Hutch, primo de Gary y otro sobrino de El monje, que ya perdió a su hermano tres días después del ataque del hotel que la policía atribuye a su entorno y a otros tres hombres vinculados a su banda. Entre esas cinco víctimas se encuentra Noel Duggan, de 55 años, ejecutado en el interior de su vehículo el pasado 23 de marzo. Un mes después, el norirlandés Michael Barr murió por los disparos que dos pistoleros mientras trabajaba tras la barra de un pub del norte de la capital irlandesa, donde estaba fichado por la Garda por pertenecer a un grupo disidente del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Tal y como han venido publicando los diarios irlandeses, la Garda cree que el entorno de los Kinahan, cuyo líder Christopher está siendo investigado en la Costa del Sol por asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad documental –los cargos de tráfico de drogas y de armas fueron retirados–, ordenó asesinar a Barr por sospechar que fue quien suministró las armas a los Hutch para el salvaje ataque en el Regency en el que murió David Byrne. La semana pasada, precisamente, cinco personas fueron detenidas por su presunta implicación en el asalto y entre ellos había otro Hutch al que acusan de participar en la muerte de Byrne disfrazado de mujer.

Entre los muertos también hay inocentes, uno de los asuntos que más preocupa a las autoridades por la extrema violencia con la que ambos grupos están actuando en la calle. El pasado mes de abril, Martin O´Rourke fue asesinado a tiros en plena calle al ser confundido con un miembro de la banda de los Hutch, aunque también existe el temor de que los disidentes del IRA, opuestos al proceso de paz en la isla e implicados también en el crimen organizado, se involucren en esta disputa para vengar la muerte de Barr.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine