Privatización del servicio

Los socorristas de Manilva siguen a la espera de que se adjudique el contrato

Los tres grupos de la oposición preguntaron ayer sobre posibles irregularidades en la situación del colectivo

09.07.2016 | 19:20
Imagen de una playa de Manilva.

El cupo de socorristas que presta su servicio desde el pasado 1 de julio en el municipio de Manilva sigue en el limbo administrativo, a la espera de que el Ayuntamiento proceda a adjudicar el contrato a la empresa para la que trabajan.

Ayer se celebró una nueva sesión plenaria, esta vez de carácter ordinario, y las tres formaciones de la oposición –Agrupación Socialista de Manilva (ASM), Compromiso Manilva y PP– preguntaron al equipo de gobierno sobre cómo se encuentra este procedimiento, sin obtener una respuesta clara.

El alcalde manilveño, el socialista Diego José Jiménez, expresó a este periódico que ha antepuesto el interés de los bañistas a las cuestiones administrativas que han surgido a raíz de la privatización del servicio y achacó a una traba burocrática el hecho de que la empresa de socorrismo esté trabajando para el Ayuntamiento antes de firmar el contrato de adjudicación del servicio.

El Consistorio aclaró que sólo una empresa aspira a convertirse en adjudicataria, de manera que optó por llegar a un acuerdo con dicha empresa para que prestara el servicio desde el 1 de julio mientras culmina el proceso burocrático por el cual se le va a adjudicar el contrato, para garantizar la seguridad de los vecinos y turistas» ante el inicio de la temporada alta, según insistió el regidor.

Ayer, la Agrupación Socialista de Manilva (ASM) denunció que si el municipio ha perdido este año la bandera azul, volverá a perderla el próximo año. Asimismo, Compromiso Manilva dio a conocer un acta notarial que certifica que el pasado miércoles desempeñaron su labor en las playas un cupo de socorristas sin respaldo jurídico.

A pesar de las acusaciones de «dañar la imagen turística de la localidad», el alcalde y el resto de ediles del gobierno insisten en que no ha habido falta de previsión y que han resuelto prácticamente todas las barreras burocráticas surgidas a última hora.

El Consistorio necesitaba 90.000 euros para adjudicar un servicio que prestaban hasta ahora Cruz Roja o Protección Civil –incluso hubo años en los que se resolvió mediante la bolsa municipal de empleo–. Para ello, el pleno tuvo que aprobar el miércoles una modificación presupuestaria.
La ASM insiste en que presentó un recurso de reposición «que obligará a iniciar el expediente de contratación», según su portavoz, Emilio Berenguer. Y el equipo de gobierno sigue sin aclarar cuándo se adjudicará el contrato con la empresa de socorrismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine