Playas

Estepona y Rincón ya sancionan a quienes no hagan caso a los socorristas

Algunos municipios estudian aplicar medidas mientras que otros piden prevención y atención a las señales

29.08.2016 | 18:55
Está siendo un verano complicado en las playas de la Costa del Sol

Los municipios de Rincón de la Victoria y Estepona ya sancionan a los bañistas que no respetan las indicaciones de los socorristas relativas al estado del mar. De hecho, Estepona ya ha interpuesto tres sanciones en lo que va de año. Por otro lado, otras localidades, como Torrox, Benalmádena o Nerja, estudian establecer multas. El resto, como Málaga, Fuengirola, Torremolinos, Vélez-Málaga o Mijas, no contemplan sanciones pero abogan por la prevención a la hora de disfrutar de las playas.

Debido al izado de banderas rojas en Málaga, por el levante y las imprudencias de algunos bañistas, los socorristas están llevando a cabo numerosos rescates. Este año en el litoral malagueño han perdido la vida más de una decena de personas.

Por ello, ayuntamientos costeros malagueños están estudiando qué hacer al respecto, abogando unos por las sanciones y otros por atender más la prevención, según las fuentes consultadas.

Así, desde el Ayuntamiento de Estepona han informado este lunes de que han interpuesto un total de tres sanciones en lo que va de verano a bañistas que no han respetado las indicaciones de los socorristas, siendo multados con 300 euros.

No obstante, han precisado que la cuantía de las sanciones va desde los 300 a los 3.000 euros, según la gravedad de los hechos o la reincidencia. El protocolo a seguir comporta la notificación por parte de los socorristas de abandonar el mar. Ante la negativa de la persona, llaman a la Policía Local, que se encarga de abrirles un expediente con la sanción correspondiente. Se trata de una medida para controlar situaciones de riesgo, han añadido.

También en Rincón de la Victoria la ordenanza contempla sanciones para los bañistas, aunque, no obstante, hasta la fecha, según han informado a Europa Press fuentes municipales, no han tenido que imponer ninguna sanción.

En concreto, la ordenanza contempla sanciones leves que van desde los 60 euros hasta los 3.000 euros, que sería sanción grave como bañarse con bandera roja y hacer caso omiso a los socorristas cuando éstos manifiestan que se tiene que abandonar el baño. Hasta la fecha no se ha tenido que hacer uso de la normativa local y han destacado que los bañistas en Rincón de la Victoria "están siendo responsables y conscientes" de las situaciones.

Otros municipios están estudiando establecer sanciones. Es el caso de Torrox, donde la cuantía de las sanciones aún no está fijada, pero están trabajando en la misma línea que otras localidades para evitar nuevos incidentes de ahogamiento en las playas.

El alcalde de la localidad, Óscar Medina, ha mostrado su "voluntad firme" por reforzar la seguridad en el litoral" y, para ello, "estamos actualmente trabajando en la modificación de la ordenanza de playas".

De este modo, desde el Consistorio han adelantado que la línea de trabajo planteada contempla la inclusión de sanciones para aquellos bañistas que hagan caso omiso de la bandera roja y/o que ignoren los avisos de los socorristas cuando éstos les alerten de que el baño puede suponer un peligro.

En Nerja también están en proceso de elaboración de una ordenanza de playas, que podría contemplar sanciones. En este sentido, han solicitado un informe sobre la legalidad de las mismas para sopesar establecerlas.

Además, en la localidad de Benalmádena han recordado que mantienen la vigilancia "muy estrecha" de playas, como en todos los municipios de costa, señalando, de igual modo, que en esta temporada ha habido "muchas incidencias" por el levante.

Por ello, desde el Consistorio se está ultimando la ordenanza de playas, que no obstante, antes de su aprobación busca el consenso tanto político como del sector, según han informado fuentes municipales. Así, han incidido en que la normativa, que está en fase de estudio, pone encima de la mesa la posibilidad de sancionar a los bañistas que no respondan a las advertencias, tanto por banderas como por voz, de los socorristas.

Al respecto, han explicado a Europa Press, que se está estudiando la posibilidad de que la nueva ordenanza, que espera estar aprobada por octubre, incluya sancionar al bañista que no acate las decisiones, siendo una posibilidad hacerle abonar de forma subsidiaria al usuario el coste de un rescate, aunque "todo está en fase de estudio y de debate".

Otros municipios no contemplan sanciones. En el caso de la capital malagueña, la concejala de Servicios Operativos del Ayuntamiento de Málaga, Teresa Porras, ya señaló que al llegar a la playa lo primero que se tiene que hacer es "ver la bandera de qué color está --rojo, verde o amarillo--" y, a partir de ahí, los bañistas deben "ser conscientes" de que cuando se indica bandera roja se "debe tener precaución".

Sobre la posibilidad de sancionar por imprudencia a los bañistas que no respeten la normativa, Porras explicó que en la ordenanza que se tiene "no cabe esa posibilidad, pero podría incorporarse", aunque ha dicho que, más que multar, "debemos ser conscientes todos de que se está poniendo en peligro la propia vida". Así, concluyó que se estudiará la situación cuando finalice la temporada.

Por otro lado, están municipios como Mijas, que no han contemplado multas ni tienen previsto hacerla. Desde el Consistorio han destacado que este verano han reforzado el servicio de socorrismo y que a través de su página web ofrecen información sobre el estado del mar, temperatura, viento y posición al sol.

En la misma línea actúan desde el municipio de Vélez-Málaga y de Fuengirola. En concreto, en éste último, según fuentes municipales, "no se multa ni se tiene pensamiento de hacerlo". Asimismo, han recordado que el municipio dispone del sistema de banderas para comunicarse con los usuarios, la megafonía y ha adquirido diez soportes informativos para alertar a los bañistas de las corrientes de retorno.

Asimismo, también se insiste en la necesidad de que los bañistas respeten al máximo la señalización y han recordado que los servicios de Salvamento y Socorrismo están compuestos por 67 personas.

En Torremolinos también se está trabajando en una nueva ordenanza en relación con el baño, aunque no se contempla la imposición de multas por no respetar las banderas. Al respecto, han recordado que el municipio no contaba con ordenanza de playa.

También, desde el Ayuntamiento torremolinense han destacado las campañas, tanto en inglés como en español, llevadas a cabo para el baño seguro y en prevención de ahogamientos. El objetivo de ellas es trasladar a la sociedad las principales pautas de prevención para evitar accidentes en el entorno acuático y, en caso de que se produzcan, enseñarles los mecanismos esenciales para actuar ante una situación de emergencia.

También han advertido de la necesidad de cumplir con la señalización del estado del mar tras los hechos sucedidos en los últimos días, en los que se han producido multitud de rescates en las playas del municipio, aún con bandera roja.

Por último, Alfonso Pastor, profesor de la Federación Andaluza de Salvamento y Socorrismo, ha criticado que las administraciones, en este caso, la Junta, "no quiere legislar ni tipificar en la ley lo que hace falta en las playas", por lo que ha apostado por que se legisle y se tipifique, entre otros, el número de socorristas o el número de torres.

"No hay nada legislado y no se puede exigir nada", ha apuntado, señalando que "no hay que multar a nadie ni hay que ir reprimiendo a nadie, lo que hay que tener es socorristas suficientes que informen y que hagan la primera labor de prevención". Así, ha dicho que ésta evita tener que actuar y en eso es en lo que hay que mentalizar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine