Investigación

Torremolinos investigará responsabilidades en las cuentas municipales entre 2011 y 2014

Una auditoría arroja decenas de irregularidades en la gestión del Partido Popular y un desfase de 85 millones

24.10.2016 | 10:28
La primer teniente de alcalde de Torremolinos, Maribel Tocón, ayer en el Ayuntamiento.

Del Cid (PP): "El PSOE vende un análisis de la auditoría que no se ajusta a la realidad"

  • La portavoz del grupo municipal del PP de Torremolinos, Margarita del Cid, respondió ayer a las acusaciones del equipo de gobierno en relación a la auditoría externa que se elabora actualmente y que analiza las cuentas públicas durante los últimos años en el Consistorio. Aseguró que en el documento «no se habla de disfunciones contables» e incluso expresó que el PSOE «vende un análisis que no se ajusta a la realidad». A juicio de la edil, «llama la atención el hecho de que en el único caso en el que ha habido una advertencia mediante escrito, sobre un posible error en la contabilización y en el remanente de Tesorería, corresponde a diciembre de 2015». Del Cid matizó que ese matiz se incluye «en un informe que ha costado a los torremolinenses 40.000 euros, y que no se ha tenido en cuenta por el equipo del actual alcalde socialista, José Ortiz, para corregir la liquidación de los presupuestos de 2015». Añadió que la edil socialista Maribel Tocón, en sus declaraciones, mezcló «el déficit presupuestario con el concepto de remanente negativo; e incluso con la deuda, olvidando destacar que no hay menoscabo en las arcas municipales», concluyó Del Cid.

El equipo de gobierno de Torremolinos lanzó ayer un primer análisis sobre la auditoría externa que el Ayuntamiento puso en marcha para conocer la gestión durante los últimos años de los recursos municipales. Entre otros aspectos se destacan «decenas de irregularidades», así como una «manipulación sistemática» de las cuentas municipales entre 2011 y 2014, con el PP al frente del gobierno local.

La primer teniente de alcalde y portavoz del equipo de gobierno, la socialista Maribel Tocón, explicó que el informe técnico revela un significativo número de irregularidades, incumplimientos y debilidades en el «control interno que la normativa aplicable establece en las administraciones públicas para asegurar la adecuada gestión de operaciones contables y económicas».

Tocón recordó que la entidad a la que se le encargó la auditoría fue seleccionada mediante concurso público y le ha otorgado a las cuentas «la peor de las calificaciones posibles», porque los números de los años que ya se han auditado «no expresan la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera» del organismo municipal.

Por ello, según anunció la portavoz, la asesoría jurídica del Consistorio va a investigar a partir del documento «posibles responsabilidades penales, contables y administrativas». También puso el acento en la figura del anterior alcalde, Pedro Fernández Montes, porque la auditoría recalca que «es el responsable de la rendición de los estados y cuentas».

«Antes de entrar a gobernar en el Ayuntamiento, hace poco más de un año, ya teníamos la certeza de que la realidad financiera de la ciudad había sido maquillada y ocultada de forma intencionada y sistemática», agregó Tocón.

Déficit de 85 millones de euros. Aunque aún queda mucha documentación por analizar, Tocón remarcó el déficit millonario existente en el remanente de Tesorería relativo al periodo entre 2011 y 2014, con el PP al frente de la gestión municipal. Remarcó que en conjunto hubo un desequilibrio en las cuentas de hasta 85 millones, «a pesar de que los populares recogían en sus cuentas un remanente positivo». En concreto se referían a 15 millones de saldo positivo, «cuando realmente era de 70 millones en negativo».

Para la responsable municipal socialista se trata de «85 millones de euros que estaban escondidos debajo de una alfombra, una mentira millonaria». Tocón tachó de «graves otros incumplimientos, por ejemplo, en los pagos que se realizaban a Protección Civil» y destacó «irregularidades en la concesión de subvenciones, falta de inventario de bienes o en una cuenta de liquidación anual del patrimonio municipal del suelo, entre otras».

«Margarita del Cid, Pedro Fernández Montes y el Partido Popular de Torremolinos deben asumir responsabilidades políticas por la nefasta gestión económica del Ayuntamiento de Torremolinos a lo largo de sus años de gobierno, a la vista del resultado desfavorable que emite la auditoría externa», finalizó Maribel Tocón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine