07 de abril de 2018
07.04.2018
Cuentas municipales

Benalmádena reduce su deuda en 50 millones de euros en dos años y medio

El alcalde, Víctor Navas, afirma que la deuda financiera ha pasado de 123 a 69 millones de euros y el plazo medio de pago a proveedores se ha acortado de 131 a menos de 17 días

07.04.2018 | 00:10
El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas.

El Ayuntamiento de Benalmádena ha reducido su deuda financiera en 50 millones desde el inicio del mandato, según anunció ayer el alcalde, Víctor Navas, quien hizo un balance de la situación económica del Consistorio tras la liquidación de las cuentas municipales de 2017.

Navas recordó que cuando accedieron a la alcaldía en junio de 2015 se encontraron que no había presupuesto, el periodo medio de pago a proveedores se situaba en torno a 131 días, el nivel de endeudamiento estaba por encima del 110 por ciento y la deuda financiera se situaba sobre los 123 millones de euros.

El regidor explicó que estos datos impedían al Ayuntamiento realizar cualquier tipo de inversión al carecer de capacidad financiera, a pesar de un plan de ajuste económico que puso en marcha en 2012.

El problema, según Navas es que el PP optó sólo por aplazar la deuda, pensando así que iban a obtener mayor capacidad de liquidez, pero a posteriori se dieron cuenta que habían sobrepasado otro parámetro: el techo de gasto», dijo Navas.

El equipo de gobierno liderado por Navas diseñó un nuevo plan de ajuste que sólo dos años y medio después ha logrado reducir la deuda financiera en 50 millones de euros, y el nivel de endeudamiento del 110% al 68,43%», destacó el alcalde.

Navas explicó que en 2015 la deuda se situaba en 123 millones de euros, más 15 con proveedores y de reconocimiento de sentencias, pero a día de hoy no existe deuda con proveedores, se han abonado todas las sentencias y la deuda financiera se sitúa en 69 millones de euros.

El regidor añadió que, para conseguir estas cifras, «todas las delegaciones están trabajando para eliminar el gasto superfluo, agilizar los servicios que se dan a los ciudadanos y lograr una mayor eficiencia».

«Al reducir el periodo medio de pago a nuestros proveedores de 131 a menos de 17 días, también conseguimos una rebaja en los precios de adquisición de servicios de entorno al 40%, lo que repercute de forma positiva en los presupuestos», dijo Navas.

Por último, el regidor pidió al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y a Montoro que permitan «utilizar el superávit presupuestario para reforzar los servicios a aquellos ayuntamientos que estamos cumpliendo con los objetivos que nos exigen y tenemos que ofrecer servicios adicionales en verano por el incremento de población».

«Disponemos de capacidad de financiación, dinero en las cuentas y una economía saneada, pero no podemos destinar fondos al servicio de recogida de basura porque tenemos un techo de gasto que nos impide hacerlo», denunció.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Manuel Arroyo, manifestó que los datos de cierre de liquidación del presupuesto del año anterior permiten disponer de una capacidad de financiación de 27 millones de euros, lo que facilita seguir disponiendo de suplementos de crédito para realizar inversiones con fondos propios, como venimos realizando en los dos últimos ejercicios, «y no tener que acudir así a entidades bancarias para buscar financiación, como ha sido habitual en este Ayuntamiento en anteriores legislaturas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine