En las redes (I)

Lavidamoderna merma: qué idea

Lavidamoderna merma: iniciativas geniales y «poptumbrismo» desde el anonimato

 15:29  
La mítica Torta Ramos, «malagueña y exquisita», «tuneada» por lavidamoderna merma.
La mítica Torta Ramos, «malagueña y exquisita», «tuneada» por lavidamoderna merma. 

Víctor A. Gómez Casi todo el mundo habla de Lavidamoderna merma, un vivero de ideas, una nueva forma de recuperar lo autóctono y un laboratorio de iniciativas que viajan del mundo 2.0 al 1.0, del virtual al real. Expresan aquí sus inquietudes y su visión de Málaga en un medio de comunicación por primera vez. Así son ellos, en sus propias palabras.

Una idea, un concepto

Lavidamoderna merma es un entidad nacida en Málaga. Se trata de una entelequia, como dijo Olga Muñoz, que pretende ser altavoz y cobijo de todos aquellos que consideran que esta ciudad tiene un gran –aunque dormido– potencial cultural; con el propósito de divulgar la creencia de que se pueden integrar vanguardia y tradición sin necesidad de hacer alardes de ninguna de las dos. Bajo esta forma identitaria nos permitimos el gusto de opinar sobre aquello que consideremos oportuno, temas que son vitales para la ciudad: arte, urbanismo, arquitectura y cultura. La política suele aparecer pero en principio intentamos evitarla aunque novios con siglas no nos faltan.
Resumiendo, lavidamoderna ha sido y es algo salido de la nada. Sin ningún coste ni ayuda de nadie. Con ideas originales y un puñado de fotos buenas que ha conseguido ser representación de muchas personas en Málaga. Ha dejado en evidencia la falta de identidad que tenemos en esta tierra. Necesitamos de orígenes para sentirnos cómodos y por alguna razón que desconocemos nadie los explota.

El anonimato

Una de las características de lavidamoderna es que hasta ahora nunca hemos dicho quién está detrás de toda esta historia. Si te sientas un rato e investigas acabarás sacándolo. Cosa muy distinta es que vayamos a dar nombres y apellidos. No vamos a inventarnos quiénes somos pero tampoco vamos a decirlo. ¿Para qué? No tiene sentido y no aporta nada. Este hecho ha sido en algunos casos motivo de ofensa por parte de personas que consideran que el anonimato es malo. Pensamos que el problema no es el anonimato. El problema es ser malo, insultar y ofender a los demás públicamente cosa que no hemos hecho nunca. Ser anónimo es una característica lícita y puede ser interesante. En cualquier caso el anonimato en internet no existe ya que hay whois, ip y otros sistemas de control legales.

Contribución a las redes sociales

Nuestra irrupción se maquinó y ejecutó a través de diversos canales y medios aunque hemos tenido en internet nuestra gran base de operaciones. En Facebook comentamos, creamos grupos y subimos nuestras fotos –invitamos a verlas porque son muy especiales y suelen llamar la atención–. En twitter opinamos de forma más directa. Creamos corrientes e intentamos que la gente conozca un poco mejor Málaga.

Un ejemplo

El Cementerio Inglés. Lugar único en Málaga. Inmenso. Lleno de historia y con características de sobra para estar perfectamente cuidado y con un mínimo de inversión pública aún siendo terreno británico. ¿Qué hicimos? Comenzamos a través de twitter a protestar por su estado, a implicar a los políticos que tienen perfil en la red y a movilizar, con la palabra escrita, a todo aquél que quisiera que aquel espacio se arreglara. 24 horas después estaba nuestro alcalde en el Cementerio firmando un acuerdo de ayuda con el Cónsul británico en Málaga para el mantenimiento del cementerio. Todos contentos. Hay que reconocer que Francisco de la Torre ha cumplido todo aquello que nos ha dicho a través de internet. Eso sí, a día de hoy tiene la promesa –en twitter está escrito–, de que los bancos de mármol retirados en la Plaza de la Merced se iban a regalar al Cementerio Inglés y quedarían allí puestos con una pequeña reseña que explique de dónde provienen. Desde el Cementerio han mostrado ya su predisposición a que se lleve a cabo y nosotros nos hemos ofrecido a diseñar y regalar unas placas para los bancos. El coste de este tipo de actuaciones es mínimo pero hacen mucho por la ciudad y dice mucho de las inquietudes de los malagueños. La pena es que poca gente tiene ideas así o sepa de ellas.

¿Qué es el Gazpachuelo Party?

Gazpachuelo Party fue algo que creamos en la época preelectoral en Málaga. La idea fundamental era aprovechar las redes sociales, por las que se paseaban los políticos tranquilamente, para crear un canal de comunicación entre los ciudadanos y los políticos de manera directa. Podías preguntarle lo que quisieras al alcalde o a María Gámez y ellos te contestaban. A través de un hashtag llamada #GazpachueloParty la gente criticaba todo lo que le parecía sobre la ciudad, lo que se hacía mal proponiendo cosas nuevas y se sentía un poco más libre.
Se realizaron una serie de encuentros donde los políticos comentaban las respuestas que habían dado en los gazpachuelos a través de internet y éstos se celebraban ya directamente cara a cara con todo aquél que quería participar. Nosotros no asistimos a ninguno de aquellos encuentros. Solamente lo creamos, lo gestionamos en la sombra y vimos cómo iba evolucionando. Hay varios aspectos que nos llamaron la atención. Entre ellos destaca el interés de los políticos, sus miedos, el uso que todos hacían de aquello de forma electoralista y cómo mucha gente se subía al carro del gazpachuelo e incluso algunos pedían ser «entrevistados» por la ciudadanía. Nosotros nos lo hemos pasado muy bien con todo esto. Era divertido ver cómo los de derechas decían que aquello estaba creado por gente de izquierdas y viceversa. Todos veían en el gazpachuelo al rival y ninguno supo nunca que éramos otros. Disfrutábamos del verdadero anonimato.

Quien mejor contestó y de manera más inteligente fue Elías Bendodo. Sus respuestas fueron correctísimas y, dejando al margen el pensamiento político de cada uno, fue quien mejor gestionó y vendió todo aquello. En el plano ciudadano cabe destacar la participación de muchos periodistas locales e incluso la actitud quienes llegaron a apoderarse de la idea. Resultó curioso ver cómo había gente que hablaba como si el gazpachueloparty fuera cosa suya. Fue curioso el día en el que a uno de nosotros nos llegaron a explicar en persona qué era aquello del gazpachueloparty.


Campero, by Dani García

El tema del campero es un hito más. Dani aprecia su tierra. En su trabajo y gracias a su creatividad consigue vender Málaga. Es una de sus señas. Uno de nosotros tuvo la idea de que él versionara el campero. Se trata de algo completamente malagueño y con ello se podría conseguir algo especial: La democratización inversa dentro de la cocina elitista. Por lo general se suele acercar la alta cocina a la clase media pero en este caso era todo lo contrario. Íbamos a acercar un plato popular y barato a un nivel nunca antes pensado. A partir de ahora un señor que visite una Moraga en cualquier parte del mundo podrá probar algo que nació en calle Victoria, en Los Paninis, en el barrio del chupaytira pero versionado por uno de los mejores cocineros del planeta. Eso nos parecía mágico, único y una manera más de promocionar Málaga. El coste de toda esta historia ha sido de cero euros. No hemos cobrado nada ni hemos recibido nada a cambio. Solamente su agradecimiento y amistad. Nos basta con eso.

¿Cómo se gestó?

En twitter. Se planteó la idea y él aceptó. Pidió que hubiera mucha gente de acuerdo, más de trescientos, para llevarla a cabo. En menos de veinticuatro horas ya estaba superado ese número a través de un grupo creado en Facebook. La gente participaba de la idea, se publicitaba y Dani y su equipo supieron darle un toque solidario. Se presentó por todo lo alto y acudió gente de todo tipo. Hubo mucha gente y un cachito importante del establishment malagueño que fue convocado a través de las redes sociales. No hubo sobres con invitación ni lista en la puerta. Y al final la verdad es que salió todo muy bien de manera natural.

Reflexiones, diversiones

Los trending topics deben hacerse para que la gente reflexione y se divierta. Son herramientas de movilización. La cuestión es qué quieres hacer con ellas. La cuestión es que sepa usarlas y sobre todo y más importante, que sea creativo. Algo debemos de tener porque de vez en cuando damos con cosas originales y salimos disparados en retweets. Curioso fueron los días del hashtag sobre David Bisbal. Subimos un tweet al respecto y tuvo tal popularidad que apareció en diarios de medio mundo.

La Panda de Verdiales

La actividad de lavidamoderna en las redes disminuyó justo cuando comenzó la campaña electoral. Ha habido curiosas teorías sobre el motivo por el cual dejamos de actuar y las hemos llegado a leer en medios reputados. Según casi todas las teorías, los partidos nos habrían compensado para que estuviéramos callados. Ya se sabe, la imaginación no tiene límites. La razón verdadera ha sido doble: por un lado no hemos querido que cada una de nuestras opiniones o acciones se viera manipulada por los políticos en campaña. El segundo motivo ha sido La Panda de Verdiales, un estudio que hemos creado para realizar campañas y diseños como los que venimos realizando; en este caso se trata de algo profesional. A la gente le gusta el estilo identitario que creamos pero sin dejar a un lado la modernidad. Esperamos pasarlo bien.

Visión de las redes

Es cierto que twitter se ha convertido para muchos en una especie de plataforma donde retroalimentan su ego e incluso se consideran líderes de masas cuando no les leen más de 50. Que cada uno haga lo que quiera y diga lo que considere, desde el respeto. A través de lavidamoderna hemos sabido de la existencia de artistas interesantísimos en Málaga como Emmanuel Lafont y Okña. Gente como ellos o como Martín Moniche, Jorge y Curro Conde hacen que no se pierda la esperanza por los movimientos culturetas; este tipo de personas tienen en su mano la vida real y creativa de esta ciudad. Mientras la gente se pelea por un comentario negativo en su blog, nosotros conocemos a gente interesante y trabajamos con ellos.

Lo autóctono

La élite cultural y trabajadora en Andalucía no puede serlo dándole la espalda a todo aquello que nos define como andaluces. Es errónea la concepción de la progresía y el elitismo moderno renegando de nuestras señas de identidad; por ellas somos distintos y diríamos que mejores. Un iPod puede reproducir verdiales.

Una reflexión final

No te dejes llevar por los modelos establecidos. No reniegues de lo tuyo; conócelo primero. Puedes cruzarte con alguien vestido de hippy y que vaya escuchando a Emi Bonilla puedes ver a uno repeinado con camisa pensando en lo que ha perdido Málaga desde que Rockberto se fue al cielo. Mezcla. El futuro pasa por el Topic Groun. En esta ciudad todo pasa por lo que la gente haga e imagine. Mientras pensamos en cómo innovar, El Tiriri sigue paseando por el centro, cada vez más despacio, y viendo cómo nadie se ocupa de él. ¿Eso es Málaga?

anteriorsiguiente

Concursos

Gana una entrada para ver a Toni Pons

El hipnotista Toni Pons actúa este jueves en La Cochera Cabaret - Juega a nuestro ahorcado y gana una de las tres invitaciones dobles que regalamos ¡Suerte!


Enlaces recomendados: Premios Cine