Flamenco

El ´flamenquito´ que suena

En los últimos meses Málaga está viviendo un resurgir de un flamenco que vuelve a colarse en la noche malagueña y creando tendencia

 05:00  
Imagen de uno de los conciertos de flamenquito que ofrece Amargo cada fin de semana.
Imagen de uno de los conciertos de flamenquito que ofrece Amargo cada fin de semana. La Opinión
 NOTICIAS RELACIONADAS

Música en directo que atruena a rumbita y a sevillanas, con unas buenas bulerías, llena los bares de copas que buscan crear otros ambientes - Los grupos del nuevo jondo viven sus mejores tiempos en nuestra ciudad

Pepa López La música, al igual que el resto de representaciones culturales, vive sus ciclos, nuevos estilos que emanan, otros que se reinventan y algunos que quedaron olvidados se retoman con fuerza. Por ejemplo, en la Málaga del 2012 es el flamenquito un protagonista absoluto de las noches de ocio. De hace un tiempo a esta parte el flamenco esta tomando un gran protagonismo en eventos, celebraciones y en la noche de la ciudad y la provincia. Eso sí, no hablamos del jondo, sino de un flamenco más liviano que los artistas del género han adaptado a los nuevos tiempos.

Las salas nocturnas apuestan cada vez más por actuaciones en directo de este tipo. Una guitarra, un cajón y un cantante que entona una rumba de las de siempre pero un tanto remasterizada... Ésta es la nueva moda en la noche malagueña, que ha contribuido al resurgir de muchos grupos y artistas flamencos, que viven su mejor momento y que estan aprovechando el tirón. Éste es el caso de uno de los mejores guitarristas de Málaga, Pepe Cotta, un virtuoso de las seis cuerdas que ha convertido la música en su modo de vida. Pepe no para: de jueves a domingo se recorre la provincia actuando en diferentes locales y bares de copas, ya sea bien con su grupo, Konfusion, o con Luna de Plata, un dúo con su mujer como voz solita con que ameniza con rumbitas y sevillanas las veladas de más de un local, no sólo de la capital también de la provincia.

«Cada momento de mi vida con la música ha sido positivo. De todos siempre he aprendido algo nuevo. Y puedo decir que actualmente mi carrera musical no para, a costa de pasar muchas horas de sueño tocando tanto en locales y bares de copas y produciendo, grabando y con arreglos en el estudio de grabación... La música es cultura y el flamenco fusión es una potencia en nuestra tierra. Que los locales apuesten por la música en directo, sea del estilo que sea, siempre es positivo», nos señala Cotta.

Los empresarios han apostado en los últimos años mucho por pubs flamencos, pero el primero, el auténtico pionero, siempre será Amargo. Un local que hace cuatro años abrió las puertas en la capital y que se ha convertido en referencia del flamenquito en directo y del ambiente más andaluz. Su dueño, José Carlos, afirma que se embarcó en este proyecto por una razón muy sencilla: como consumidor de esta música y apasionado del ambiente flamenco no encontraba un sitio donde poder tomar una copa . «Cuando yo decidí poner en marcha Amargo, Málaga estaba huérfana de tablaos flamencos y por ello arriesgamos. Mi local no es un tablao como tal, es un bar flamenco donde tocamos todos los palos más nuestros, Semana Santa, Carnaval, toreo y, por supuesto, flamenco. Lo que yo quería es que la gente a la que le gusta este tipo de música encontrara su sitio, y creo que lo he conseguido. Amargo va más allá de la típica taberna flamenca. Y con los tiempos que corren no nos podemos quejar de cómo nos va», afirma José Carlos. Amargo apostó desde el primer momento por actuaciones en directo y por apoyar a los artistas flamencos locales. En los últimos meses han surgido gracias a la demanda de estas salas numerosos grupos que le han dado la vuelta a la rumba y a las sevillanas, un flamenquito que se ha convertido en tendencia y en el que como dice José Carlos ganan todos: «El flamenco en Málaga estaba olvidado y ahora parece que estamos viviendo una nueva época en la que vuelve a estar en lo más alto. De todas formas, creo que hemos llegado un poco tarde, porque en otra provincias como Sevilla o Córdoba ya hace mucho tiempo que existen este tipo de bares. Aún así hay que aprovecharlo. Es bueno para todos, para el empresario y para los grupos que están consiguiendo vivir de esto», asevera el dueño de Amargo.

Filigrana, Mogamba, El Callejón, Querencia... Son muchas las agrupaciones flamenquitas que se hacen escuchar en Málaga todos los fines de semana. Ángel y Lolo son los integrantes de Querencia, uno de los grupos que más suenan. Ellos se dedican a la música desde hace muchos años, y gracias a este resurgir del flamenco no les falta trabajo. Lo que más valoran es que por fin se apueste por la música más nuestra: « Habíamos perdido nuestra esencia andaluza, ese flamenco que siempre nos ha caracterizado y que tanto en falta se echa en Málaga. Nos alegra que por fin los locales estén apostando por ella», dice Ángel.

Después de Amargo, tres salas más de similares características se han inaugurado en Málaga. Jose Carlos, del citado local, dice que estan aún en el primer paso, que falta mucho que hacer y mucho apoyo institucional, pero artistas y empresarios parece que no están en absoluto dispuestos a tirar la toalla, y darle al flamenco el sitio que siempre ha merecido en una de sus grandes ciudades.

anteriorsiguiente

Concursos

Gana una entrada para ver a Toni Pons

El hipnotista Toni Pons actúa este jueves en La Cochera Cabaret - Juega a nuestro ahorcado y gana una de las tres invitaciones dobles que regalamos ¡Suerte!


Enlaces recomendados: Premios Cine