Interferencias

Primeras veces

07.06.2013 | 05:00

Ha sido una semana de revelaciones. Y no lo digo sólo por el último capítulo de la serie Juego de Tronos –que podría, pero no– ni por el efervescente desaire que los Premios Nacionales Fin de Carrera ofrecieron al ministro de Educación, Mr. Wert, un tipo que seguramente nunca será el mejor en nada salvo en el selectivo desmantelamiento de la comunidad educativa. Lo digo por esos destellos que acontecen en nuestras vidas sin reparar en su presencia, sin diseños ni invocaciones, destellos que, tras mucha carrera de fondo, consiguen capturar nuestra mirada –la misma que se ha acostumbrado a atravesar paisajes, otras miradas– y congelar el aliento, reservarlo para lo que nos tienen preparado. Instantes que dejan de ser sólo eso para formar parte de nuestra identidad.

Seguro que, en alguna ocasión, se han encontrado escuchando una canción oída mil veces que, por aquello del misterio y el asombro, se viste con el pelaje de imprescindible, una canción que nos dice tanto y tan bien que la pensamos escrita para nosotros. Algo así he dejado atrás estos primeros días de verano primaveral. Con motivo de una lectura poética que tuvo lugar en La Cosmopolita, dentro del ciclo que dirige Paco Cumpián, preparé junto con Vicente Ortiz una selección de textos para la lectura a pachas; algunos de ellos aún tenían el cordón umbilical colgando, cordón que, además, estaba unido a las canciones que han bautizado cada intento de poema.

Una de ellas, The Day I Tried to Live, del grupo Soundgarden, pasó por mi vida sin pena ni gloria. Reconozco que, en mi caso, el grunge no ha resistido al paso del tiempo, quizá por ser un movimiento muy necesitado del contexto. Sin embargo, el mensaje mutó, las palabras de Chris Cornell adquirieron el sentido que necesitaban, un sentido que, por motivos de lógica temporal, me engancharon, palabras que se enredaron con el eco de Sylvia Plath y que dolieron, tanto y tan bien, que fue como si la escuchara realmente por primera vez.

La segunda revelación de la semana vino con la lectura de Orgullo y prejuicio, de la enorme Jane Austen, obra que cumple estos días doscientos años desde su publicación. Esta lectura me llevó a Jane Eyre, de Charlotte Brontë. Novelas inmensas, sólo aptas para ánimos agrietados, de idas y vueltas. Tras vivir unos días con las heroínas que soportan estas obras, Jane Eyre y Elisabeth Bennet, me tragué las adaptaciones cinematográficas más recientes. La de Orgullo y prejuicio lleva la firma de Joe Wright, ese tipo que le tiene pillada la medida a la traducción del lenguaje literario al audiovisual, prueba de ello es Expiación o Anna Karenina; mientras que la de Jane Eyre ha sido realizada por Fukunaga.

Revelaciones a cuatro bandas que confluyen en un mismo sentimiento: la primera vez de las primeras veces. Esa sensación única a través de la cual descubres ángulos que desconoces, olores, sabores, formas de amar, ser y estar. Y que al mismo tiempo certifica que lo peor del paso del tiempo no es cumplir años, es perder las ocasiones de las primeras veces.

@CrisConsuegra

Cultura


Bruno Mars, Luis Fonsi y Diana Ross triunfan en los American Music Awards

La veterana artista recibió un premio a toda su carrera mientras Bruno Mars se llevó siete

Sergei Eisenstein y el aliento de la historia

Sergei Eisenstein y el aliento de la historia

'Octubre', el filme que conmemoraba el décimo aniversario de la Revolución Bolchevique, suscitó...

"El principio del fin de Dover fue muy triste pero el final resultó bastante liberador"

"El principio del fin de Dover fue muy triste pero el final resultó bastante liberador"

New Day es el nuevo proyecto musical de Amparo Llanos, exintegrante de Dover y hermana de Cristina...

El Museo Carmen Thyssen, en los Papeles del Paraíso

El Museo Carmen Thyssen, en los Papeles del Paraíso

219 obras de los fondos cedidos a la Fundación Palacio de Villalón proceden de sociedades...

Fonsi reanuda su gira mundial tras lanzar ´Échame la culpa´

Fonsi reanuda su gira mundial tras lanzar ´Échame la culpa´

'Love & Dance World Tour' llega este domingo a Moscú y pasará por Riga, Belgrado, Zagreb y París

La actriz Rosa María Sardà devuelve la Cruz de Sant Jordi

La actriz Rosa María Sardà devuelve la Cruz de Sant Jordi

Sardà la entregó junto a una nota que decía que "dadas las circunstancias" no se siente merecedora

Enlaces recomendados: Premios Cine