Café de colores

Calificativos absurdos

"La otra forma de que se interrumpan las palabras malsonantes dignas de una trinchera sin armas son los finales"

22.06.2013 | 05:00

Vivimos de las críticas, de hablar por hablar, de evaluar, de calificar. De afirmar para nosotros mismos y decir no de cara a los demás. De recriminar y desprestigiar. De encontrar los blancos perfectos para debilitarlos y hacerlos caer, aunque resbalen en nuestra inercia.

Sobrevivimos reclinados en ese derecho, libre y/o gratis; un deber a veces absurdo. Respiramos destrozando elogios y derrumbando lo que, quizá, supuso esfuerzo y trabajo algún día. Haciendo suturas con los dientes y los filos cortantes de los contratos. Con parsimonia y mesura, calibrando las fracturas y magulladuras del objeto a calificar. (Se me saltan las lágrimas al escuchar a Paco Ibáñez) A lo malo porque es malo, a lo bueno porque es bueno.

Esas formas de reprochar sin sentido y vituperar sin cordura ostensible sólo cesan cuando la cuestión que nos ocupa le da tanto la razón a nuestros términos ofensivos que desequilibra nuestros propósitos. Ya decían que más es menos, y viceversa para los sumisos en la fe. (Justo ahora flotan en mi cabeza ciertos vocablos propios de Federico Jiménez Losantos. Tampoco se quedan atrás algunas locuciones del adulador de fachada Arturo Pérez-Reverte). Entonces los calificativos absurdos se vuelven muy gratificantes, casi como una imagen de marca, pero si el cómo.

La otra forma de que se interrumpan las palabras malsonantes dignas de una trinchera sin armas son los finales, lo muestran las necrológicas. Éstas últimas, aparte de hacer día a día de un periódico un diario de difuntos, con sus correspondientes recordatorios, aniversarios, homenajes y demás, reducen las críticas a un respeto demasiado extremo.

Recordando a Rosa Montero en aquellas Necrológicas detestables, todo se vuelven alabanzas cuando el objeto que ocupaba la diana de nuestra retórica basada en el desprestigio ya no está. Eso sí, todo lo dicho centrado en España. En otros países tienen menos pelos en la lengua, acuérdense del obituario que The Economist dedicó a Robert Maxwell, «era un mentiroso», decía.

Cultura


El Festival de Teatro programa ocho estrenos
El Festival de Teatro programa ocho estrenos

El Festival de Teatro programa ocho estrenos

El certamen ofrece un total de 74 funciones de 42 espectáculos, repartidos en cuatro escenarios,...

Un libro analiza cómo Picasso se apartó del color para regresar a la forma

Un libro analiza cómo Picasso se apartó del color para regresar a la forma

El pintor y profesor Fernando de la Rosa ha presenta su obra este lunes en la Casa Natal del artista

La afición de Antequera se vuelca con Fortes, y viceversa

La afición de Antequera se vuelca con Fortes, y viceversa

Tras su incontestable triunfo del pasado 20 de agosto en la corrida goyesca de la Real Feria de...

Sergei Eisenstein y el aliento de la historia

Sergei Eisenstein y el aliento de la historia

'Octubre', el filme que conmemoraba el décimo aniversario de la Revolución Bolchevique, suscitó...

"El principio del fin de Dover fue muy triste pero el final resultó bastante liberador"

"El principio del fin de Dover fue muy triste pero el final resultó bastante liberador"

New Day es el nuevo proyecto musical de Amparo Llanos, exintegrante de Dover y hermana de Cristina...

Fonsi reanuda su gira mundial tras lanzar ´Échame la culpa´

Fonsi reanuda su gira mundial tras lanzar ´Échame la culpa´

'Love & Dance World Tour' llega este domingo a Moscú y pasará por Riga, Belgrado, Zagreb y París

Enlaces recomendados: Premios Cine