AdIós a lo tradicional

El arte de fotografiar una boda

Las tendencias en los álbumes de boda han cambiado mucho; los poses de escayola han dejado paso a imágenes frescas y espontáneas

06.10.2013 | 15:13
Los invitados son para este fotógrafo fundamentales; no hay prioridad para los novios, amigos y familiares son iguales de relevantes en las instantáneas del malagueño.
Los invitados son para este fotógrafo fundamentales; no hay prioridad para los novios, amigos y familiares son iguales de relevantes en las instantáneas del malagueño.

En los últimos años los álbumes de boda han dejado de ser lo que eran. Fotos de posado de los novios en la iglesia, con los familiares y cortando la tarta en el convite... Nada que ver. Los fotógrafos de boda se han reinventado y las tendencias ahora apuntan a justamente lo contrario: lo diferente, lo singular. Vivimos ahora el boom de una fotografía de bodas muy particular, se conoce como fotoperiodismo de boda y se distancia de la fotografía tradicional de eventos.

Los novios han cambiado el estudio por la calle y todo queda muy lejos de las poses de escayola para apostar por imágenes frescas, espontáneas y cargadas de emociones; Fotos con enfoques divertidos y originales con tonalidades que rememoran, a veces, aquellas instantáneas analógicas. Priman el detalle, los momentos curiosos y espontáneos, nada de rigideces ante la cámara. El fotógrafo se convierte en un actor más del evento, pasa desapercibido y se mezcla en cada uno de los momentos que se viven ese día para inmortalizar una sonrisa, un sentimiento o una actitud.

El fotoperiodismo de boda tiene en los malagueños Luis Cabeza y Pedro Bellido a dos de sus más destacados representantes. Ellos pertenecen a UnionWep, el buscador de fotógrafos de boda más importante del mundo. Esta web es un enorme punto de encuentro entre profesionales de la fotografía que comparten una misma filosofía de trabajo y las parejas que buscan un poco de orientación en la difícil tarea de elegir reportero gráfico para la ocasión. Luis y Pedro apenas llevan unos meses formando parte de esta comunidad de fotógrafos y según los dos ya le ha reportado grandes beneficios; y, lo más importante tienen, más demanda de trabajo y no sólo a nivel nacional: viajan para fotografiar una boda a cualquier rincón del mundo.

Pertenecer a esta asociación da un caché y por supuesto nada de presupuestos low cost; pero lo que sí te garantizan es que su reportaje de boda va ser único sin ser demasiado costoso, algo a lo que ya muchas parejas estan dispuestas a asumir. Todo sea por recordar con emoción y singularidad una cita imborrable como una boda.

@pepalopezmlg

Enlaces recomendados: Premios Cine