Literatura

Poesía contra la crisis, la propuesta de Mathias Malzieu

El aclamado escritor Mathias Malzieu trae España su nuevo libro, "El beso más pequeño"

14.10.2013 | 17:37

"Hay dos formas de combatir la crisis, afrontando el tema de forma clásica analizando y proponiendo recetas y otro, que es el mío, que es introducir la poesía y lo maravilloso en el día a día", dice el músico y escritor Mathias Malzieu que trae a España "El beso más pequeño", o como el amor mueve montañas.

Publicado por Reservoir Books (Mondadori) "El beso más pequeño" sigue la estela de "La mecánica del corazón", la novela con la que Malzieu arrasó en medio mundo y que se estrenará en la gran pantalla en febrero en Francia, en película de animación.

Y es que el amor es el hilo del que tira y persigue este creador -músico, poeta, narrador y guionista-, quien asegura a Efe que lo que está claro es que no podría vivir sin él. "Pero no un amor idealizado sino con todas sus caras, con su dolor y sus heridas", matiza.

Comparado con Tim Burton o Roald Dahl, Mathias Malziu (Montpellier, 1974) es un ídolo en Francia. Desde hace veinte años dirige y es vocalista del grupo Dionysos, con miles de seguidores y desde hace diez se ha convertido en uno de los escritores más "cool" con libros como "La alargada sombra del amor" o "Metamorfosis en el cielo".

Malzieu, que aparece a la entrevista en monopatín, como el protagonista de su novela, es una persona de aspecto frágil como un pájaro, animales que pueblan casi todas sus novelas, y en este caso en "El beso mas pequeño", el loro es el que se lleva el foco.

"Me encantan los animales. Tienen una mezcla, algo místico. Tienen una dimensión chamánica y cómica. Cuando un loro habla es como si actuara como un ser humano, como si de produjera un desdoblamiento que da mucho juego", subraya.

Malzieu relata en "El beso más pequeño" la historia de un chico, que es inventor, solo que ahora no inventa nada, que busca a una chica con nombre de flor y que cuando la besa desaparece. Un chico que, desesperado, acude a un extraño detective privado especialista en cazar mujeres difíciles para que le ayude a encontrarla.

"En realidad, el libro habla de las relaciones perdidas, de cómo una vez que has encontrado el amor éste desaparece, cómo uno se restablece, cómo se cura de esas heridas y se reedita a partir de ahí y cómo se puede amar de nuevo".

"Es un tema complicado -continúa- porque si te rompes la pierna, pues no andas rápidamente al siguiente día, sino que primero te escayolan, luego te lo quitan y empiezas una larga rehabilitación hasta que estás listo, pero si tienes una persona enfrente y no sabe aguantar ese tiempo pues puede irse y de ese tiempo es de lo que hablo".

Una narración con metáforas, símbolos y plumas alegóricas, como en sus otros libros, que, además, contienen muchos elementos autobiográficos. "En éste, como en todos, estoy yo. Toda la materia prima es autobiográfica, pero luego está la metamorfosis de la poesía y este libo es una metáfora del miedo al amor", añade.

El libro finaliza con un grupo de poemas sobre el amor, el deseo y el placer de comer.

El escritor y poeta asegura que este libro, como sus otras propuestas artísticas, son su forma de estar en el mundo, su manera de contribuir a este mundo "hostil y gris", como la situación que ahora vive Europa y Francia, en concreto.

"Me parece un horror y una desgracia la situación -recalca-. Cuando ganó en Francia la izquierda me alivie; pero luego vino la realidad y es que la economía sigue mal porque existen muchas dificultades. Cuando no hay dinero se recrudece lo peor y sale el racismo y la intolerancia, al extrema derecha va ganando espacio y es preocupante. Mi grano de arena es éste: crear belleza, poesía y bucear en lo maravilloso que tiene la vida".

"Creo de todas formas -subraya- que falta mucha educación por eso la gente tiene que leer libros. Cuando la gente está formada y es sensible es más difícil caer en los extremos, en la intolerancia, porque comprendes y entiendes al otro aunque no estés de acuerdo con él, porque la lectura alimenta la empatía", concluye el autor.

Enlaces recomendados: Premios Cine