Colaboración

Málaga está en deuda con su grupo de rock

29.10.2013 | 05:00

Hacía tiempo que tenía ganas de escribir acerca del eterno e inseparable binomio Málaga-Tabletom. Una de las partes gana por goleada, pues se interna, centro y gol en muchas más ocasiones y más meritorias. Por ejemplo, recuerden lo ocurrido en la pasada. Feria de Málaga...

¡Sí, ya sé que hace algunos años que no vemos a Tabletom en la Feria! Fueron otras circunstancias, otros motivos, pero precisamente este año ha sido ya incendiario. Y las preguntas no se hacen esperar: ¿Tendrá quejas Málaga de Tabletom? ¿Es que aún no está satisfecha de tener entre su prole al mejor grupo de rock de España? ¿Es que todavía espera Málaga más de Tabletom? ¿No ha sido aún bastante? ¿Qué pasa pues?

Ya lo único que creo que falta es que le pongan un canon para poder tocar entre su gente. Ni más ni menos que de absoluta vergüenza. Ojo a esta última palabra pues voy a crear una humareda de saciedad semántica, tópicos, cacofonías o como quieran llamarlo con ella. Lo sé y lo siento, pero me sale del alma.

Tabletom no tocó en la Feria de Málaga pues no había presupuesto (vamos a decir lo que dicen los telediarios para enmascarar un poco al chorizo: presuntamente). Para lo que está cobrando nuestro grupo€ ¡Señores, que me da la risa! ¡Es que esto clama ya al cielo! Por una parte, Tabletom es un grupo de una entidad tal que no ha merecido ningún año estar en la Caseta de la Juventud sin pisar el Auditorio Municipal. Pues bien, el año pasado fue allí, al Auditorio, ese grupo llamado El Sueño de Morfeo, ¡sí, el de Eurovisión, el que quedo el segundo (por la cola)! ¡Completamente vacío el Auditorio! Sólo vio el concierto el que vendía las mirindas, el de la máquina de humo y los técnicos de sonido. De vergüenza... ¡Susto me da lo que cobraron!

Al día siguiente, sí, sí, al día siguiente, otro mega conciertazo en el Auditorio Municipal, esta vez de Soledad Giménez, más conocida como Sole Giménez, y si alguien sigue sin ubicarla, la vocalista que fue de Presuntos Implicados. Qué guay, verdad€ ¡Dos filitas en el Auditorio, más unos pocos en pie deambulando por el ruedo! Vamos, que si llegaban a 200 personas ya tuvieron suerte. ¡Otro susto saber lo que cobró!

Eso sí, llenazo absoluto con Mercedes Trujillo Callealta ...¿la conocen? Bueno, artísticamente es Merche. Lo que no sabemos muy bien es si ella llenó el Auditorio, lo llenó Tú sí que vales o bien lo llenó Risto Mejide. No recuerdo la verdad si ha venido otros años a Málaga. Igual no la conocíamos aún.

Vamos a dejar apartado el éxito populista de Merche en la Feria, y vamos a centrarnos en los dos días consecutivos de El Sueño de Morfeo y Sole Giménez: ¿cuánto nos ha costado a los malagueños traer a estos dos artistas? Me he enterado de buena tinta cuánto se han llevado estas señoritas en el petate. ¡Por favor, qué vergüenza!

Andandito, concejal de Festejos, te has cubierto de gloria. ¿Y no había dinero para que los nuestros, que en Málaga siempre llenan los auditorios, tocasen en la Feria? ¿Había que darle otra vez la espalda a Tabletom? Pues no sólo se le da la espalda al grupo que representa a Málaga sino que se le da a los malagueños que año tras año disfrutamos con nuestro grupo de culto. ¿Y con una calle de siete días de paso al año nos queréis callar la boca? ¡Por favor! ¿Todavía estáis viendo donde colocar el busto de Roberto?

O Tabletom no se merece a Málaga (falso), o más bien Málaga no se merece a Tabletom, pues está en constante deuda con ellos, con su música sin parangón, con ese pedazo de tema dedicado a la ciudad, con su arte y con su leyenda a punto de cumplir 40 años, con sus letras llenas de malagueñismo puro, a las que me uno hoy en mi forma de escribir. Muerde qué rollo.

Málaga, espabila que Tabletom no hay más que uno, y a pesar de la ilusión, de la fuerza y las ganas renovadas que siempre atesoran, por desgracia no va a durar toda la vida. A ver si te va a pasar lo que a aquel inculto y pardillo musical madrileño que dijo que Mezclalina era música de catetos. ¡Será bruto y tendrá poca idea el desgraciao! Uf, perdón, no había caído, es que en esa época ese señor curtido en géneros musicales estaba escuchando los Chochos Voladores de Siniestro Total. Disculpen, no me acordaba. Lo siento, Málaga, pero estás en deuda con tu grupo.

Enlaces recomendados: Premios Cine