Toros

Trujillo, herido en su primera corrida a las órdenes de Talavante

Tras dejar la cuadrilla de Manzanares, el banderillero de Huelin resultó cogido en una festejo en México

29.10.2013 | 05:00
Imágenes de la cogida.
Imágenes de la cogida.

El subalterno malagueño Juan José Trujillo no ha tenido un buen comienzo a las órdenes del diestro Alejandro Talavante. En su primera corrida en su cuadrilla, después de abandonar la de José María Manzanares, fue cogido de gravedad en el muslo derecho mientras pareaba al quinto toro de la tarde en la corrida que servía para inaugurar la Temporada Grande en la Monumental Plaza México.

El banderillero de Huelin, tras haber lidiado con soltura al primero del lote de su matador, un animal soso que se quedaba corto, se disponía a colocar los palos a su segundo oponente, con la mala suerte de que le alcanzó y tras perder pies, lo cogió en el suelo para infringirle una cornada que atravesó el muslo derecho.

Pese a lo aparatoso del percance, y la profundidad de la cornada, afortunadamente el pitón del toro de la ganadería de Barralva no lesionó el plano muscular de la región; por lo que tras ser estabilizado en la propia enfermería de la plaza, se consideró trasladarlo hasta el hospital Mocet de México Distrito Federal, donde fue intervenido quirúrgicamente.

El parte médico del doctor Mario Castellanos indica que se trata de «una herida por asta de toro de una trayectoria en la cara interna del muslo derecho con orificio de entrada y salida pero que respeta el paquete vascular y es por ello que es de las llamadas heridas limpias».

Trujillo se recupera ahora satisfactoriamente en la clínica mexicana, a la espera de poder continuar con su temporada americana. No obstante, el tiempo mínimo de recuperación de una cornada de estas características es de 15 a 20 días. Hasta el centro médico se trasladaron sus compañeros de cuadrilla, con Alejandro Talavante a la cabeza, quien señaló en su perfil de Twister sentirse «muy triste por la cogida».

Tras lidiarse seis toros del hierro anunciado y dos sobreros de regalo, el único espada que consiguió pasear una oreja fue el local Arturo Saldívar, ya que ni Talavante ni el también azteca José Mauricio consiguieron cortar ningún trofeo en un festejo que congregó a unos 20.000 espectadores.

Enlaces recomendados: Premios Cine