Entrevista

Ángeles Gonzalez-Sinde: ´Envidio la determinación de los hombres´

La exministra de Cultura cuenta cómo ha sido la experiencia de meterse en la psicología masculina

16.01.2014 | 16:10
La escritora Ángeles Gozalez-Sinde
La escritora Ángeles Gozalez-Sinde

'El buen hijo' (Finalista del Premio Planeta)

  • AUTORA: Ángeles González-Sinde - AÑO: 2013
  • EDITORIAL: Planeta - PÁGINAS: 320
  • RESUMEN: A sus 37 años Vicente sigue compartiendo vida y negocio con su madre. Quiere que todo cambie pero no sabe cómo hacerlo. ¿Quién te enseña lo que no sabes? ¿Dónde se aprende a vivir mejor? A pesar de ser un tipo al que todos aprecian, tiene un importante talón de Aquiles: su indecisión y su afán por complacer a todos, lo que le lleva a enmarañarse en relaciones afectivas confusas.

Su nombre sigue asociado, para muchos, a la cartera ministerial de Cultura, pero esta madrileña de 48 años es, ante todo, una creadora de ficciones para el cine, la televisión, el teatro y la literatura. Ser finalista del último premio Planeta por 'El buen hijo' promete modificar su perfil público. Meterse en la psicología masculina para crear su personaje, asegura, no le comportó esfuerzo extra. "El protagonista siempre fue un hombre y siempre se llamó Vicente", afirma. "Pero el escritor, como el guionista o el actor, debe ser capaz de ponerse en la piel del otro. Es la base del trabajo".

La autora se sirve del dubitativo protagonista con estancamiento vital y "mamitis aguda" de su obra para hablar de "la importancia que una ausencia a destiempo tiene en la vida de alguien, cómo marca sus decisiones, cómo luchar contra la propia naturaleza que te ha hecho demasiado dócil y que vivas demasiado para los demás, cómo aprender sin maestros".

Los referentes eran de altura: "Me gustan los personajes que no son heroicos, como los de Mastroianni o Fernán Gómez, Sergi López y Eduard Fernández". A la hora de escribir sobre las diferencias de género, destaca el magisterio de J.M. Coetzee, porque "en sus libros saltan por los aires todos los clichés y es enormemente humano y avanzado en sus retratos".

Esta extraductora, expromotora de conciertos, exredactora en revistas femeninas y exprofesora en escuela de cine detecta cierto rasgo distintivo, y envidiable, del varón. "Su determinación. Las mujeres somos más prudentes y nos cuesta más sentirnos invencibles". Valora las mismas virtudes en unos y otros: "La capacidad de escucha, la compasión, la bondad, la inteligencia, el humor?", y deplora idénticas manchas: "La codicia y la crueldad".

En el recetario para hallar la armonía, amistosa o amorosa, con el otro sexo apunta: "La naturalidad, la generosidad, el afecto, el apoyo mutuo y el reírse juntos". En su mundo ideal, el hombre abandonaría la competitividad, la agresividad, rasgos poco útiles, y la mujer estaría más presente en la vida pública. "Los hombres tienen un permiso social para priorizar su trabajo o su tiempo. Esa misma actitud a la mujer le puede crear mala conciencia", afirma.

BIOGRAFÍA Tom Shone repasa en este libro cada uno de los filmes del director de Pulp Fiction, desvelando los detalles de su proceso creativo 


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'La mujer del pelo rojo', de Orhan Pamuk

ADEMÁS: Mayo del 68: cuando todo pudo cambiar | Ah Yi: anatomía de un vacío | Éric Vuillard: Conjura de necios 


Enlaces recomendados: Premios Cine