Teatro

El Teatro Romano volverá a oír las sabias palabras de Adriano

La figura del emperador que prefería fundar bibliotecas a conquistar territorios ocupará el mítico escenario hoy, mañana y pasado en el inicio del nuevo ciclo que devuelve al enclave a su esplendor

02.07.2015 | 05:00
Ruiz Espejo y Manuel Corrales, acompañados por La Tarasca, el equipo de la adaptación de «Memorias de Adriano».

Tres años para consolidar un ciclo

  • La marca Teatros Romanos de Andalucía se puso en marcha el verano de 2013 con la participación de siete compañías, 56 intérpretes y 23 funciones que movilizaron a 8.250 espectadores. El ciclo pretende poner en valor el pasado romano andaluz bajo la premisa de la conservación del enclave a la vez que ofrece nuevas actividades culturales a la ciudadanía y facilita oportunidades a las industrias creativas andaluzas. Está organizado por la Consejería de Cultura y permite disfrutar de representaciones de teatro clásico grecorromano en los enclaves arqueológicos de Itálica (Sevilla), Baelo Claudia (Cádiz) y el de Málaga. José Luis Ruiz Espejo, delegado del Gobierno de la Junta, destaca así la importancia del ciclo: «Aporta una actividad cultural de calidad que ha servido para integrar no sólo arquitectónicamente los teatros romanos en las ciudades que los albergan sino que también aumenta los vínculos de los ciudadanos que viven en ellas con la cultura».

La obra Memorias de Adriano, firmada por la célebre pluma de Marguerite Yourcenar, cobrará vida en el Teatro Romano de Málaga hoy, mañana y pasado, gracias a la compañía La Tarasca. Será la primera función de la parcela mañalagueña del ciclo autonómico Teatros Romanos de Andalucía, que retoma los legendarios espacios patrimoniales para el uso para el que fueron creados.

Una iniciativa que parece gustar: de hecho, la gran novedad de esta edición malagueña del ciclo estriba en la ampliación del aforo del Teatro Romano, pues se ha optado por habilitar las zonas más cercanas al escenario, incrementando así, el número de plazas a 510. Una cifra que supera en 80, el número del año anterior. Manuel Corrales, director del enclave, insta a seguir el rumbo del camino marcado, ya que con este tipo de programaciones «se revalorizan los teatros y los yacimientos arqueológicos, recuperando y poniendo en valor nuestro pasado».

Con Roberto Quintana y Helena Catañeda en los papeles protagonistas, Memorias de Adriano mostrará a un César muy humano, rodeado de una espiral de triunfos, problemas internos, conquistas y vaivenes de poder. Además, no se omite la figura de Antínoo, quién fuera amante del emperador, famoso por una belleza que fue plasmada en multitud de bustos que quedaron para la posteridad.

La adaptación de la obra corre a cargo de su director, Antonio Bocanegra, que introduce la estructura del teatro clásico, compuesta por Prólogo, Párodos, Episodios, Éxodo y Epílogo. Bocanegra se siente orgulloso de esta representación, en especial por lo que tiene de reivindicación de su protagonista: «Adriano es un personaje histórico que supuso un cambio en la política de gobierno de una sociedad además de ser un gobernador con la cabeza bien amueblada, para quien fundar bibliotecas era más importante que conquistar territorios».

Tras Memorias de Adriano, el Teatro Romano de Málaga acogerá las obras Miles Gloriosus –del 8 al 11 de julio–, Restos/Fedra –del 16 al 18– y Medea –del 23 al 25 del mes–.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine