Concierto

El ídolo latino busca ser "el cantante"

Para muchos, el heredero natural del llorado Héctor Lavoe; para otros, el exmarido de Jennifer Lopez, habitual de la crónica social

18.07.2015 | 01:01
Una imagen promocional del cantante y actor puertorriqueño Marc Anthony.

­No es un concierto cualquiera. Marc Anthony se ha convertido en uno de los cantantes internacionales y productores más aplaudidos de todo el mundo, y no pasa todo los días por Málaga. El artista de raíces puertorriqueñas recalará hoy en el Auditorio Municipal dentro de su gira mundial, Cambio de Piel World Tour, que toma su nombre del segundo sencillo de su último trabajo discográfico –el undécimo de toda su carrera–, Marc Anthony 3.0. Con esta gira mundial, Anthony está recorriendo el planeta entero: Costa Rica, Perú, Estados Unidos, Colombia, Guatemala, Chile, México, Suiza, Holanda, Canadá y España.

A juzgar por los espectáculos previos de Anthony, al público de Málaga le espera una noche de emociones intensas junto al artista latino. El show contará con la última tecnología de luces robóticas sobre un escenario de 60 metros por 70. Junto a Anthony le acompañan un total de 45 personas y sobre el escenario 20 de sus músicos de Puerto Rico, Cuba, Colombia y Estados Unidos. El material que empleará Anthony para satisfacer al público malagueño –que llegar. también desde otros puntos de España e, incluso Europa– llegará, según la organización en cinco contenedores. Más discretas son las exigencias del artista. Lejos de ser un divo, Anthony solo tiene una exigencia: en su camerino le gusta el aroma del incienso de lavanda. De hecho, desde la organización del concierto insisten en resaltar la sencillez del artista: «los conciertos también tendrán un fin solidario, a través de la Fundación Maestro Cares, creada por Marc Anthony en enero de 2012, que trata de mejorar la vida y la educación de los huérfanos en varios países de América Latina», explican.

Sus temas del último disco sonarán, presumiblemente, junto con otros temas del salsero que han dado la vuelta al mundo: Abrázame muy fuerte, Ahora a quién o Vivir lo nuestro, tema que popularizó en dueto con su exmujer, la también cantante Jennifer Lopez. Cerca de dos horas de duración sin descanso y que, atención, suelen comenzar a tope, con salsa popular desde el minuto uno: Valió la pena es el tema con el que está abriendo estos recitales. Eso sí, las crónicas de la gira no están siendo demasiado benevolentes con el que muchos han considerado heredero natural de Héctor Lavoe –figura legendaria a la que recuerda en algunos momentos del setlist, versión de Mi gente incluida–: cuentan que el puertorriqueño no se entrega del todo y que no está a la altura de su entusiasmado público –ojo, más de 22.000 personas abarrotaron el Vicente Calderón en la parada madrileña de su gira, una cifra nada desdeñable–. Esperemos que las puyitas de estas críticas espoleen a Anthony en Málaga.

Cantante latino

Lo que está claro es que Marc Anthony 3.0, el último trabajo discográfico de este artista internacional, lo ha vuelto a confirmar como el cantante latino más aclamado en el mundo, ya que, en 2013, se convirtió en el disco del género de mayor venta en el planeta y llegó al número 1 en la lista de iTunes en quince países, entre ellos España.

Numerosos premios y reconocimientos avalan la trayectoria de este cantante, nacido y criado en Nueva York, en una familia puertorriqueña, donde la música fue una constante, como su inclusión en la lista de los diez neoyorquinos más influyentes de la prestigiosa revista New York Magazine, y en el Billboard Hall of Fame, en 2012. Marc Anthony fue el primer solista en la historia de la salsa en llenar el mítico Madison Square Garden. Así, que Málaga, seguro, también se rendirá a sus pies y caderas latinas.

Con más de doce millones de discos vendidos en todo el mundo, ha ganado 24 premios Lo Nuestro –prestigiosos galardones de la música latina–, por lo que ocupa el primer puesto en la historia de estos galardones en la categoría de cantante masculino solista. Con Contra la Corriente obtuvo su primer Grammy, en 1998, en la categoría de Mejor Interpretación Latina-Tropical, mientras que el primer Grammy Latino que obtuvo lo recibió por la Canción del Año en 2000, con I need to know (Dímelo). Los premios en 2005 le otorgaron el Grammy al Mejor Álbum de Pop Latino del Año, por Amar sin mentiras y al Mejor Álbum Tropical del Año, por Valió la pena. En 2013, su adaptación de la canción C´est la Vie, del argelino Khaled, Vivir mi vida, lo lanzó de nuevo a los primeros puestos de las listas de grandes éxitos de todo el mundo y batió récords al permanecer en la primera posición durante 18 semanas consecutivas, lo que lo convirtió en el tema de salsa que ocupó el número 1 durante más semanas de la historia. Hasta el momento, su último trabajo discográfico, Marc Anthony 3.0 ha obtenido ya un American Music Award, y Vivir mi vida obtuvo, además, un Grammy Latino en la categoría de Grabación del Año.

Pero no nos olvidemos de sus pinitos como actor: búsquenle como un jovenzuelo pandillero en la película Mentes peligrosas, con Michelle Pfeiffer, y, cómo no, en El Cantante, el biopic de Héctor Lavoe que Marc Anthony produjo con su entonces mujer, Jennifer Lopez. Una faceta que tiene un tanto olvidada en los últimos años: y es que reverdecer las glorias populares de la salsa le mantiene ocupadísimo.

El rey de la salsa

Unos comienzos inusuales
No muchos saben que Marco Antonio Muñiz Herrera –verdadero nombre de Marc Anthony– empezó en la música en el hip hop, con Louie Vega –sobrino de Héctor Lavoe y, a la postre, mitad de los productores de house Masters At Work–. Little Louie & Marc Anthony, digamos, no pasarán a la historia del género de la rima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine