Publicación

Un libro recoge una década de investigación sobre el surf en Málaga

La obra sitúa el origen de esta práctica deportiva en el barrio malagueño de Pedregalejo en los años 70

18.07.2015 | 13:05

Una investigación que se ha prolongado durante la última década ha permitido al historiador malagueño Daniel Esparza completar la publicación del primer libro que cuenta la historia del surf en la provincia de Málaga y que sitúa el origen de la práctica de esta modalidad deportiva en el barrio de Pedregalejo de la capital en los años 70.

Bajo el título 'Málaga Surf: Historia del Surf y Bodyboard (1970-2000)', esta obra resalta a la provincia como una de las pioneras de España y del Mar Mediterráneo en acoger esta disciplina y se convierte en la referencia bibliográfica para la historia social de este deporte.

En el libro, Esparza, que actualmente desarrolla su labor profesional como docente en la Universidad de Olomouc (República Checa), ha rescatado y reconstruido un capítulo destacado de la historia social de la ciudad de Málaga y de la historia del deporte español, ya que "Málaga, y concretamente el barrio de Pedregalejo, se erigió como el núcleo pionero del Mediterráneo español en constituir un club activo de surf", ha explicado el autor.

En la playa de las Acacias, entonces libre de espigones y abierta a las marejadas de levante y poniente, se producían olas surfeables con la mínima ondulación marina. Allí, gracias a su pionero, Pepe Almoguera, se fundó el primer club activo de surf de la historia del Mediterráneo español, el Málaga Surfing Club, en el que colaboraron otros jóvenes como Javier Gabernet, Toño y Paco Gutiérrez Espejo, Rafael García, Carlos Sauco, Francisco Soria, José Guerrero, Joaquín Fernández de las Alas o Josefa Almoguera.

A mediados de los 70, los surfistas malagueños comenzaron a participar en los primeros campeonatos de España que se celebraron en el Cantábrico, donde los surfistas del norte preguntaban con sorpresa si en Málaga había olas; a lo que los malagueños contestaban eliminándoles en varias rondas, hasta semifinales. No obstante, allí el nivel era más alto por el mayor número de días de olas y por estar más cerca de Francia, donde el surf estaba más desarrollado.

Esparza ha señalado a Europa Press que el surf en la actualidad "no es solo un deporte popular y practicado en todas las costas de España, sino que se ha convertido en reclamo turístico y cuenta con más de 300 escuelas en todo el territorio nacional".

La primera edición del libro, limitada y de carácter académico, fue presentada en la Universidad de Olomouc el pasado mes de junio y se agotó en pocos días. Ahora, este mes de julio, se ha reeditado para acercar esta historia no solo a los malagueños sino a aquellos interesados en historia social e historia del deporte.

Para que pueda en cualquier parte del mundo, la obra se puede adquirir a través de Internet: Amazon, tanto en la matriz (www.amazon.com) como en la versión española (www.amazon.es).

Fotos y documentos históricos

El libro permite no sólo conocer la historia desde los comienzos del surf en Málaga, sino también cuál fue el origen de esta actividad en la Polinesia, cómo y cuándo se expandió por el mundo hasta llegar a Europa y España o cómo era el litoral malagueño en sus comienzos, en los años 70.

Además, realiza una amplia radiografía de este deporte en la que se recoge quiénes fueron los pioneros, cómo se construyeron sus tablas, cómo se organizaron, qué papel jugaron los extranjeros, cómo se relacionaron con el resto de surfistas de España, cómo surgió la 'generación boom' en los años 80 y por qué se consolidó el deporte en una provincia "poco agraciada para las olas".

También incluye un estudio del nacimiento de otro deporte hermano del surf: el bodyboard, y cómo sorprendentemente los malagueños se convirtieron en los mejores durante los primeros circuitos de Andalucía en los años 90. Finalmente, también se dedican unas notas al nacimiento en Málaga de otro deporte hijo del surf que llegó con el viento: el windsurf.

Un centenar de fotos de la época y documentos históricos, como fichas, cartas federativas, actas de campeonatos, telegramas y otras sorpresas, resucitan el espíritu de la época y encumbran a Málaga un lugar destacado en la historia universal de este deporte y de la bibliografía de la historia social del deporte.

El surf, ha recalcado el autor, se ha instalado en el imaginario de las sociedades modernas como metáfora de vida: 'subirse a la ola del éxito' o 'estar en la cresta de la ola' se han convertido en expresiones usadas de forma natural tanto en política como en el mundo de los negocios. "Es más, el mismo Barack Obama, presidente de EEUU, o David Cameron, primer ministro británico, practican el surf", ha apostillado.

El historiador malagueño ha recordado que el surf apareció en España en la última etapa del régimen franquista "como un síntoma de modernidad y de apertura internacional". Ante la falta de tiendas y de una industria nacional, los propios surfistas se fabricaban sus tablas.

Daniel Esparza (Málaga, 1975) es también director de Olo Surf History (olosurfhistory.com), el primer centro de investigación en Europa sobre la historia del surf y del bodyboard. Y es autor también de 'La Historia del Surf en España'. En 2012 recibió la Mención Especial en el Premio de Periodismo Ciudad de Málaga por un reportaje de investigación publicado en la revista internacional '3sesenta' sobre los orígenes del surf en Málaga, precedente de este libro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine