Vida y milagros de un zurdo

Ángeles sin alas

02.10.2015 | 05:00

Nunca creí en la caridad, como decía Galeano, La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo. Esperar una parcela de cielo por dar limosnas o encalar la conciencia con el blanco ceniza del egoísmo propio para dormir a pierna suelta, soltar migajas de presupuestos con hambre de votos... Actos de poco fondo y mucho bombo; cuando la pobreza entra por la puerta, los políticos saltan por la ventana. Las acciones anónimas son la red invisible que sostiene tanta hambre y penalidades en este país que una vez tuvo una sensación vacía de bienestar sostenida por pilares de pompas de jabón.

Ahí aparecen gente como Los Ángeles Malagueños De La Noche, que diariamente proveen de algo que echarse al cuerpo a una cola interminable de personas que sufren en sus osamentas el abatimiento de la exclusión, el hambre y la desasistencia de unos gobernantes más preocupados por las cortinas de humos independentistas y de una señora a la que culpan de todos los males estatales.

En una de esas migajas que caen de arriba hasta el suelo de la realidad más cruel, cayó un terreno del Ayuntamiento, para poder dar de comer, bajo techo, a las cientos de personas que cada día guardan cola a la intemperie al lado de nuestro río Guadalmedina o en el Camino San Rafael, esos comedores que tanto molestan a los vecinos y deslucen el turismo –no sé lo que les molestará más, si la presencia o el ruido de las tripas; no se puede caer más bajo–. Un terreno donde edificar un comedor, eso sí, a cargo de la asociación que se las tendría que ventilar para sacar adelante la construcción del mismo.

Es por ello que una de las ideas que tuvieron para poder sacar los fondos para la obra fue la de realizar un macroconcierto con la ayuda de los artistas locales, empresas colaboradoras y todo el que se quisiera subir al tren de esta locura, que por fin tomó forma con fecha incluida, el día 3 de octubre en La Plaza De Toros de La Malagueta. O sea, mañana. Un cartel con, Bud Spencer, Ciudadano Fo, Fugitivos del Swing, G Flaco, Carranque &Tirakita Band, Latino Turner, Marta Guzmán, Matakalarata,Mercader de Sueños, Motel Caimán, Primos del Agobio, Uhuntu Reggae y un servidor. No solo músicos malagueños se han sumado a la cita: han tenido la deferencia de participar dos grandes del rock patrio, Fernando Martín (Desperados) y Jose Antonio García, la voz de 091, acompañados por la Southern Comfort Band. Desde las doce del mediodía, hasta pasada la medianoche, no parará la música. Un despliegue de artistas por tan solo 12 euros anticipada y 15 euros en taquilla. No podéis faltar, ahora podéis ser ángeles. Una labor tan necesaria tenemos que apoyarla con nuestro arte y vuestra presencia. Como dijo Concepción Arenal: «¿Los pobres serían lo que son, si nosotros fuéramos lo que debiéramos ser?». Es la hora de los hechos y no de los me gusta en las redes sociales. En La Malagueta os esperamos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine