Toros: Balance de temporada

Estabilidad en el mapa taurino malagueño

La recuperación de la plaza de toros de Estepona, el aspecto más destacado del recién clausurado curso, en el que las clases magistrales ofrecidas por las figuras del toreo ganan posiciones

15.10.2015 | 05:00
Ponce, en Málaga.

Los cambios de gobierno tras las elecciones municipales deja sin festejos a Torremolinos y propicia la suspensión de la Goyesca de Archidona .

El pasado fin de semana se daba por concluida la temporada taurina de 2015 en la provincia de Málaga con dos corridas de toros en las localidades de Villanueva del Rosario y Fuengirola. En la primera de ellas, se alzaba triunfador Salvador Cortés en el mano a mano que dirimía con Mari Paz Vega, que también sumaba un trofeo; mientras que en la Villa Blanca salían a hombros dos diestros locales Salvador Vega y David Galán, con tres y seis orejas y un rabo respectivamente.

El balance general de este ejercicio en nuestro provincia nos sitúa en un mapa de estabilidad con respecto a campañas precedentes, con aspectos más positivos que otros en función de las distintas localidades. En este sentido, el aspecto más destacado que nos deja esta temporada es la recuperación de la plaza de toros de Estepona, que durante 2014 no había abierto sus puertas. El pasado 12 de julio se anunciaban los hermanos Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez con el joven sevillano Javier Jiménez.

La cara opuesta la encontramos en Torremolinos, donde si bien se comenzaron a ofrecer novilladas sin picadores y una corrida de rejones a comienzos de la campaña, e incluso se llegó a anunciar un festejo mayor para el mes de julio, finalmente se ha cesado toda la actividad taurina, dejando al municipio sin corridas tanto en el Día del Turista como en la Feria de San Miguel. El cambio de gobierno tras las últimas elecciones municipales ha podido resultar determinante para la no realización de estos espectáculos, a pesar de que el coso había sido adjudicado en concurso público meses antes. También el cambio de signo político hizo que este año se perdiera la Goyesca de Archidona, si bien ya se trabaja para su recuperación en 2016.

Ha habido cambios de empresa en otras plazas, como la de Antequera, donde la Fusión Internacional por la Tauromaquia tomaba las riendas de esta plaza tras la renuncia de su hasta entonces gestos, José Luis Lara. La nueva política adoptada ha sido la de primar la calidad sobre la calidad, de modo que aunque la Real Feria de Agosto perdía este año una corrida de toros, se recuperaba la presencia de figuras de primer nivel en los carteles. En la Feria de Primavera, por su parte, se anunciaba una clase magistral con Paquirri.

No ha sido el único espectáculo de estas características que se ha celebrado en nuestra provincia; siendo una fórmula que gana enteros y que se ha repetido en Cortes de la Frontera con Rafael Tejada, y también en La Malagueta, en este caso con Enrique Ponce. La plaza de nuestra capital también ha sido la que más clases prácticas ha celebrado, con seis; manteniendo los números de 2014. En total, el abono de Feria estuvo compuesto por seis corridas de toros, una novillada y una de rejones; además de una ´corrida monstruo´ con ocho toros en Semana Santa.

Precisamente las clases prácticas han posibilitado que diferentes municipios de la provincia hayan tenido presencia taurina a lo largo de la temporada. Es el caso de Benamocarra, donde además se celebró el 28 de febrero una novillada con picadores mixta en la que debutaba el local José Antonio Lavado; además de otra más en Villanueva del Rosario (que este año además sustituía su tradicional festival por la ya mencionada corrida de toros del pasado viernes), Cortes de la Frontera (con un ciclo durante sus fiestas de agosto) o Benamargosa, entre otros. Los festejos populares también han tenido cabida en otros municipios como por primera vez en su historia en Sierra de Yeguas o en Mollina.

Dentro de las plazas con una programación más estable también se encuentra la de Marbella, que ha programado un festival picado, dos corridas de toros y una de rejones; además de sus tradiciones novilladas sin picadores hasta el mes de septiembre. En total, veintiún espectáculos taurinos. También en este caso, como en Antequera, se ha recuperado la presencia de toreros de primera fila. Tampoco faltaron las dos corridas habituales de la Feria de Pedro Romero en Ronda, una a pie (la Goyesca) y otra a caballo; además de una novillada sin picadores. Entre todas las plazas de la provincia de Málaga, tanto fijas como portátiles, la que va a concluir el año con un mayor número de festejos será la de Mijas, que aún mantiene sus novilladas y festivales de cada domingo y que, hasta el momento, ya ha acogido un total de veintitrés. La empresa tiene previsión de seguir fiel a su cita semanal, por lo que se podría concluir el año por encima de los treinta.

Otra de las tradicionales plazas turísticas de la Costa del Sol ha sido la de Benalmádena, clausurada desde 2011 a la espera de una adecuación estructural que la haga apta para la programación espectáculos taurinos y de otra índole. En este sentido, cabe destacar este año la creación de una plataforma ciudadana que trabaja por la recuperación de este emblemático edificio. La histórica plaza de Carratraca, restaurada en 2013, tampoco puede ofrecer de momento espectáculos al no cumplir la normativa estipulada por el reglamento taurino andaluz en cuanto al diámetro del ruedo se refiere.

La Memoria Taurina de Málaga 2014 fijaba en 104 los espectáculos taurinos celebrados en la provincia en el pasado ejercicio, encabezando el ranking andaluz junto a Sevilla y Cádiz. Málaga fue la segunda provincia andaluza en afluencia de espectadores, sólo por detrás de Sevilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine