Arte

Marina Vargas juega con la anatomía interior y exterior en el CAC

El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga inaugura la exposición 'Ni animal ni tampoco ángel'

23.10.2015 | 16:19
Obras de la exposición de Marina Vargas.

La artista Marina Vargas juega con la anatomía interior y exterior al mezclar esculturas clásicas con masas de poliuretano expandido en su primera exposición en un museo, "Ni animal ni tampoco ángel", que se inaugura hoy en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga.

"El poliuretano no es fácil. Empecé cuando estudiaba en la Facultad de Bellas Artes. Hice una pieza, pero se me iba de las manos. Ha pasado el tiempo y debió de dejar una huella en mí que ha vuelto a salir, lo he vuelto a afrontar y he podido relacionarme con él", ha afirmado hoy Vargas en la presentación de la exposición.

De este material, le interesa que es "imprevisible" y le permite "jugar con el accidente y llevar a la escultura un gesto", en un intento "de llevar algo que no es escultórico a la escultura", y ha conseguido ahora "la manera de endurecerlo con poliurea".

"Quería sacar lo de dentro afuera, crear una masa orgánica que parece que atrapa a las propias piezas y ofrecer una visión del cuerpo anatómica de lo interior", ha añadido la artista nacida en Granada y residente en Madrid.

Los propios títulos de las piezas aluden al mismo tiempo a esculturas clásicas y también a términos de anatomía de Paralcelso, "un médico alquímico con una concepción de la anatomía diferente que distinguía entre cuerpo elemental, cuerpo sideral y cuerpo luminoso".

Por su parte, el director del CAC Málaga y comisario de la exposición, Fernando Francés, ha apuntado que Vargas reflexiona sobre aspectos como la belleza y los cánones clásicos de los griegos, los romanos, el arte medieval y el Renacimiento.

"Hay un código de belleza planteado exclusivamente por los hombres, un código arquetípico que se consolida hasta nuestros días, y Marina Vargas lo pone en tela de juicio con una serie de esculturas clásicas que todavía hoy sirven de modelo a los alumnos de Bellas Artes, a las que añade algo manchado de rojo sangre que invade esa belleza, la anula y la descodifica", según Francés.

Para el comisario, la obra de Vargas plantea además "si la belleza es la parte exterior del envoltorio o son las tripas y el interior de las personas, o dónde está el auténtico concepto de la belleza".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine