Literatura

Editorial Lengua Verde, la memoria de los pueblos

Eduardo Parra y Francisco Flores forman Lengua Verde Libros, un sello recién nacido que acaba de presentar su primer trabajo, 'Nico y Lena, la cueva de la media luna', un relato de ficción bellamente ilustrado que explica a los niños de Ojén la historia de su municipio

03.11.2015 | 14:03
Eduardo Parra y Francisco Flores (d.) muestran su libro.

La idea es extender formato a los 103 pueblos de la provincia

­Nico y Lena, la cueva de la media luna es el primer trabajo de Lengua Verde Libros, una editorial recién parida por los malagueños Francisco Flores y Eduardo Parra que narra a los vecinos más pequeños de Ojén su propia historia, que es la de su municipio, con un divertido relato de ficción con riquísimas ilustraciones y sin perder de vista el rigor histórico y el carácter pedagógico que estas obras han de tener.

El libro fue presentado a mediados de mes en Ojén y resultó un éxito, y aún quedan dos más por hacer que versarán de otros momentos históricos del municipio. En esta ocasión, Nico y Lena son dos niños que viajarán a la época de Al-Ándalus, justo en el momento en el que las tropas de Abderramán III se baten el cobre en Ojén contra las de Omar Ibn Hafsun. «Éramos dos parados de larga duración y amigos a los que nos gusta la cultura y tomando café empezamos a hablar de la historia de los pueblos, de Macharaviaya y de Bernardo de Gálvez, una figura que nos atraía, y pensamos: ¿Por qué no contar toda esas historias que no todo el mundo conoce? ¿Por qué no enfocarlas a un público infantil y juvenil que, tal vez, no conoce la historia de su pueblo?», dice Flores. Y así nació Lengua Verde. Su premisa es usar la ficción para llegar a los niños, haciéndoles asimilables y divertidas las historias que forman parte de su propia identidad. «Hay muchos libros de historia local en cajas en ayuntamientos que no se leen», agrega Francisco Flores, periodista de vocación.

«Tratamos de ayudar a los pueblos a rescatar esas historias, inmortalizándolas en libros divertidos, pedagógicos, ilustrados y siempre con el rigor histórico por delante», precisa Eduardo Parra. Las ilustraciones son básicas, porque «los niños están muy enganchados a la imagen, y les acercan al pequeño una visión del pueblo diferente». Ahora, además de dos nuevos libros con Ojén, hay pueblos que ya se han interesado por su proyecto para poner memoria a su propio deambular y contárselo a sus jóvenes. Ya han visitado varios y barajan diversas ofertas.

El 15 de diciembre lo presentarán en Málaga, en el Centro Andaluz del Libro, y habrá otro acto más en la capital además de en Marbella.

Lengua Verde es una editorial volcada con las redes sociales (www.lenguaverdelibros.com) que además se ha abierto a nuevos campos literarios: preparan la edición de un libro de poesía, de libros personalizados y hasta un proyecto para contar la Semana Santa a los niños, siempre con un toque innovador. De hecho, están en el espacio de innovación del CADE de Málaga. «Cualquier pueblo que quiera contar su historia, que nos llame», concluye Parra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine