Johnny Cifuentes

"No ha sido un camino de rosas pero nos crecemos ante la adversidad"

Burning ha sobrevivido a tragedias personales forjando su propia leyenda - Ahora celebran sus cuarenta años de historia

16.11.2015 | 05:00
Johnny Cifuentes, líder de Burning.

¿Por qué ahora un directo? ¿Era una necesidad de vindicaros?
¿Y por qué no? Todo lo que sigamos haciendo los Burning (discos, dvd, películas, conciertos) es como un regalo para esa gente que ama el rock, aunque este disco-dvd último es fruto de la guinda del pastel del documental-película sobre Burning, cuatro décadas de rock. A estas alturas los Burning no necesitamos reivindicarnos, hacemos buenas canciones y buenos shows.

¿Cómo surge lo de grabar Vivo y salvaje? Tiene algo como de demostración de poder.
Fue como un viaje. El proyecto se empezó a gestar en enero con la idea de hacer un concierto aniversario. Después fuimos añadiendo ideas como hacer arreglos para metales (se encargó mi hermano Maykol), llevar percusión y, cómo no, muy buenos coros a cargo de Mayka y Sonia, que lo bordan. Solo pretendíamos saber cómo sonarían los Burning en palacio y vestidos para la ocasión. Si es eso demostración de poder, no lo sé, pero si sé que sonó de puta madre y acertamos de pleno: lleno total y un conciertazo inolvidable.

Burning no encontraron discográfica para su último trabajo en estudio, Pura sangre. En esto del rock se visita el cielo y se pasea por el infierno...
Tienes razón. El último disco, Pura sangre (hubo unanimidad entre crítica y burnianos en que es el mejor de nuestra larga trayectoria) es autoeditado. La trayectoria de la banda no ha sido siempre un camino de rosas, pero siempre nos crecemos ante la adversidad y hemos disfrutado de la experiencia. Que, por cierto, ha sido un gran éxito.

Johnny, eres el único miembro original de la formación, que en 1997 perdió a su otro líder histórico, el guitarrista Pepe Risi. ¿Te has sentido muy solo?
Jamás me siento solo. Estoy rodeado de gente que hace que me lo pase de puta madre, y una banda estable desde hace un montón de años, y hago lo que me da la gana. Soy muy afortunado.

¿Cuál es el secreto de mantener la máquina a punto para rockear?
No hay ningún secreto, solo hago lo que me gusta, que es tocar y hacer canciones que apesten a rock.

¿Dónde sitúas el sonido de Burning en la actualidad?
El sonido Burning, siempre lo he dicho, no es demasiado hard ni demasiado pop. Estamos en el filo de la navaja. Es un sitio en el cual nos sentimos cómodos una vez que lo tienes controlado. Date cuenta de que por nuestra jeta han pasado un montón de modas musicales, pero el rock siempre ha estado ahí y siempre estará.

En giras como en la que os vais a embarcar, ¿todavía hay días en que uno echa en falta al Pepe o al Toño?
Las giras, con todos sus viajes y kilómetros, es lo mejor que nos puede pasar a los músicos. Si echo algo de menos es a la familia, porque me gustaría tener más tiempo para estar con ellos; son el bálsamo. A los muertos, con todos mis respetos, hay que dejarlos descansar en paz, bastante se lo curraron en vida.

Después de 40 años, seguro que ya sabes lo que es el rock & roll. ¿Cómo resumir la historia de Burning?
Puedo decir que la historia de Burning es que cinco chicos tristes de barrio empezaron a soñar que podían tocar rock en palacio, y la verdad es que al final lo hemos conseguido.

¿Cómo está la situación, con la crisis y demás? ¿Cómo os han tratado estos tiempos?
Creo que atravesamos la mejor etapa los Burning. ¿Crisis? Estamos tocando más que nunca, y viene a vernos más gente cada vez. En algo estaremos acertados. Desde aquí doy las gracias a todos esos burnianos que vienen a nuestros conciertos. Para ellos siempre habrá un sitio en mi corazón.

¿Cómo te sienta cumplir 40 años en la brecha?
Se me está haciendo corto. ¿Dónde puedo pedir un par de vidas más para seguir saboreando este brebaje envenenado que es el rock?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine