Teatro | Crítica

La mala memoria

23.01.2016 | 05:00

La compañía Micomicón junto al Centro Dramático Nacional ha puesto en escena El triángulo azul y acaba de estar un día en el Teatro Cervantes dentro de la programación del Festival de Teatro de Málaga. El triángulo azul es el que llevaban cosido a la ropa los presos españoles que estuvieron en el campo de concentración alemán de Mauthausen. La insignia de distintos aspectos servía para distinguir a los diversos grupos allí esclavizados y masacrados. El de nuestros compatriotas era azul, como el cielo de España.

Es esta una historia muy desconocida, muy olvidada, por tiempo muy escondida, y que sale apenas en las películas, tal vez por eso, nosotros, los españoles nos sorprendemos tanto cuando oímos contarla. Lo cierto es que sí que hubo y muchos, aunque pocos quedaron de los que entraron para contarlo. Eso sí, tuvieron el honor de inaugurar Mauthausen y también de clausurarlo. Pero dentro de estas alambradas, la mayoría de los republicanos antifascistas que vagaron de un ejército a otro por Europa y su pintoresco modo de vivir parece -según nos cuentan Mariano Llorente y Laila Ripoll que son los que firman la autoría del texto-, llamaba la atención de los nazis por su animosidad. Por supuesto este folclórico estilo de vida no les libró de la masacre. Lo que sí lograron es esconder y sacar al mundo toda una serie de fotografías y clichés fotográficos que sirvieron para que el mundo pudiera conocer la verdad de lo que allí y en otros campos similares había estado sucediendo.

La esmerada puesta en escena del espectáculo logra un ambiente particular entre lo sórdido y lo grotesco que acentúa la desesperanza del espectador ante escenas de gran crueldad. Aligerado todo con continuas canciones y escenificaciones de números musicales apoyados en la revista y el vodevil de la época, y que realmente pudieron suceder así en el lugar para divertimento de los verdugos y funcionarios del campo, no obstante consigue acentuar ese malestar y ese amargo sabor de boca que evidentemente está buscando la dirección.

Una dirección, la de Laila Ripoll, que ha echado el resto en lograra un lenguaje dinámico entre tanta sombra y que, sin dejar de ser explicativo, logre además entretener al espectador con la narración. Un trabajo excelente que sólo carece en algunos momentos de solidez actoral. Los personajes, bien dibujados, pero en las confrontaciones más violentas o en las largas narraciones no terminan de cuajar y hacen caer el clima que tan bien se consigue por otro lado.

El triángulo azul
Teatro Cervantes
Compañía: Micomicón y CDN. Autor: Mariano Llorente y Laila Ripoll. Director: Laila Ripoll. Intervienen: Manuel Agredano, Elisabet Altube, Marcos León, Mariano Llorente, Antonio Sarrió, José Luis Patiño, Jorge Varandela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine