Cine

Dani Rovira: "Al público no le gustan las galas politizadas"

El actor malagueño, que presentará la ceremonia de los Goya este sábado, avanza algunos detalles de la cita

02.02.2016 | 05:00
El actor y humorista malagueño Dani Rovira.

El humorista se prepara para ser un «ironman»

  • Dani Rovira correrá en mayo con Ramón Arroyo, protagonista real de su próxima película, el drama 100 metros, una media Ironman, una dura prueba de atletismo combinado con la que pretenden sensibilizar sobre la enfermedad de las mil caras, la Esclerosis Múltiple (EM). El actor, que emprenderá en 100 metros uno de los papeles más dramáticos de su vida, se ha preparado a conciencia, ayudado por el propio protagonista de la cinta, hasta el punto de que se atreverá a correr con el paratleta una media Ironman, una prueba de resistencia que incluye natación, ciclismo y una media maratón.

"El número de apertura será el mejor en la historia" de los premios del cine español, asegura.

«Ya no soy cascarilla, ya soy cascarón de huevo», exclama entre risas un feliz Dani Rovira, flamante presentador por segundo año consecutivo de la gala de los Premios Goya, que asegura que la fiesta del treinta aniversario será «muy especial».

«Habrá alusiones al gobierno que nos gobierna –dice–, pero esto es una gala de cine y el público ya nos ha dejado bastante patente que no le gustan las galas politizadas. Hubo años que había que hacerlo así, y se hizo, pero (...) a la gente lo que le gusta es que la política sea una pequeña arista de esa fiesta pero nada más».

Rovira, que el año pasado obtuvo el Goya como Actor Revelación por su papel en Ocho apellidos vascos (premiados también Karra Elejalde y Carmen Machi como mejores actores de reparto), ha visto cómo este año se le escapaba cualquier posibilidad de premio a la secuela de aquella, Ocho apellidos catalanes, ya que ha sido nominada; eso sí, apunta, ha sido la preferida de los espectadores.

El actor, que también protagonizó uno de los momentos más tiernos de la gala 2015 cuando su novia Clara Lago le felicitó el premio con un gran beso, tiene la sensación de que «este año, la gente me va a mirar más con el ojo de halcón, va a estar esperando con más exigencia». «Pero me lo pasé tan bien, lo llevaba todo tan preparado y estaba tan seguro que, cuando me insinuaron a los dos días la posibilidad de volverlo a hacer, no me lo pensé; al fin y al cabo soy cómico y llevo subiendo a los escenarios media vida, y a escenarios muy hostiles, muy pequeños, muy lejanos y muy solos. cómo iba a decir que no», señala.

Sin soltar prenda sobre los detalles de la gala, que será retransmitida en directo por Televisión Española, Rovira asegura que el número de apertura será «el mejor de la historia de los Goya».

«Es un número muy complejo y si sale todo bien, me atrevo a decir que va a ser el mejor número de apertura de la historia, para eso hemos echado toda la carne en el asador. Habrá pequeñas grandes sorpresas, no para abrir muy grande la boca de ¡Ooooooh! –gesticula– pero habrá más de 30 personas y menos de cien a la vez».

Recuerda que el número Resistiré, con el público puesto en pie aplaudiendo a una veintena de actores de todas las edades que daban la bienvenida al espectáculo del año pasado «fue muy reivindicativo, pero este año, que hace el número 30 de los Goya, es indispensable que sea una fiesta». «España es un país que está muy vivo y por eso va dando tumbos; cada año va a haber una situación convulsa, cada año va a haber giros radicales (...) y la situación siempre es convulsa, cuando no es por Cataluña, es por el terrorismo, cuando no, por la corrupción, o por el paro o por las vacas locas, y ahora también lo es», reflexiona el actor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine